Se trata de los camaristas Juan Pablo Morales y Raúl Da Pra, que este viernes serán suspendidos por el Tribunal de Enjuiciamiento.

Un escándalo salpicó al sistema judicial de Catamarca, después de la aparición pública de un video en el que se ve a dos jueces de casación presuntamente cobrando una coima para liberar a un detenido.

Se trata de los miembros de la Cámara de Apelaciones Juan Pablo Morales y Raúl Da Pra, quienes aparecen en cámara mientras reciben dinero (se cree que fueron $820 mil) para rechazar un pedido de prisión preventiva de un detenido.

El video fue enviado de manera anónima vía whatsapp y mail a miembros de la Fiscalía General, a fiscales de instrucción y a la Secretaría de Sumarios de la Corte de Justicia y a funcionarios del Poder Judicial. Y difundido por medios locales.

Este viernes se reunirá el Tribunal de Enjuiciamiento para suspender a ambos jueces, actualmente de licencia desde que estalló el escándalo. A partir de esa decisión, se iniciará el jury para apartarlos de la función pública.

Ese cuerpo está integrado por Vilma Molina (presidenta), Raúl Chico (Cámara de Senadores), Augusto Barros y Juana Fernández (Diputados), Diana Abrevaya y María Antonia Rojo (Colegio de Abogados).

A la par, avanza la causa penal en donde se determinará la condena para los magistrados. El fiscal de Delitos contra la Administración Pública, Facundo Barros Jorrat, giró el expediente al Juzgado de Control de Garantías N° 3, a cargo de Ramón Porfirio Acuña. Los jueces quedaron imputados por cohecho y para el fiscal no hay dudas de que existen pruebas suficientes para avanzar con el proceso.

Por lo pronto, Barros Jorrat resolvió no aceptar como querellante a la Fiscalía de Estado.

En las imágenes se percibe cómo la tercera persona, que graba el video, parece explicarles a los dos jueces que aún faltan $200 mil que aún no pudo conseguir y les entrega $820 mil. El interlocutor promete hacer gestiones con el presunto delincuente detenido para recaudar la diferencia.

Luego, en el registro se ve la silueta del juez Da Pra y se escucha una voz que sería la suya pidiendo: “Mirá, pasa una semana y vos me tenés que traer la plata. O la sacás vos de tu bolsillo…”.

Luego, aparece Juan Pablo Morales en el plano y da detalles sobre las posibilidades de excarcelamiento y la dificultad de ayudar al preso. Poco después, hay un corte en la grabación y se ve al sujeto entregar dos sobres a cada uno de los magistrados, donde supuestamente en su interior está el dinero de la coima.

“Una profunda conmoción”.

El ministro de Gobierno y Justicia, Jorge Moreno, aseguró que el video provocó “una profunda conmoción” política por la gravedad institucional de los delitos que se investigan. “Creo que el video y el diálogo hablan por sí solos. Estamos profundamente preocupados. Es uno de los poderes del Estado que brinda un servicio sensible a los ciudadanos, como es la administración de Justicia. Lo que quiero destacar es la rápida actuación de la presidenta de la Corte de Justicia que ha convocado al Tribunal de Enjuiciamiento y al fiscal que actuó de oficio”, puntualizó.

“Esto es algo que nos afecta a todos y a la vida institucional de la provincia. Estamos atentos a que las cosas se desarrollen por los causes que se tienen que desarrollar: por la vía jurídica y por la vía del Tribunal de Enjuiciamiento”, agregó.

El tema también fue discutido en la última sesión de la Cámara de Diputados de la provincia, donde el Frente de Todos declaró la profunda preocupación institucional.

El gobernador Raúl Jalil aún no se expresó sobre el tema.