El director de Comisiones Vecinales del Municipio, Lucas Borra al hablar sobre los graves hechos de violencia acontecidos en la canchita de fútbol situada en el espacio verde principal del Barrio Matadero dijo que “desde el municipio lo repudiamos”.

Borra afirmó que “lo que pasó es algo realmente lamentable, desde el Municipio repudiamos enérgicamente todo acto de violencia, cualquiera sea su ámbito. Y que ello ocurriera dentro de un espacio público, donde como la palabra lo dice, es de uso público y todos los vecinos tienen derecho a utilizarlo, siempre llegando a un entendimiento a través del diálogo, nos parece ilógico”.

El funcioanrio admitió que “por eso este tipo de acontecimientos nos preocupan y nos ocupan como Municipio, y primero que nada queremos repudiar la violencia y paralelamente estar en continuo contacto con todos los vecinos para poder llegar al fin del conflicto”.

Analizando la situación que se generó en el Barrio Matadero por la utilización de mencionado espacio público, el funcionario remarcó que las comisiones vecinales son un grupo de vecinos organizado cuya responsabilidad principal es la de ser un nexo entre la comuna y los demás vecinos, canalizando las problemáticas del barrio en cuanto a infraestructura, servicios, mantenimiento de espacios públicos, y actividades sociales, culturales y deportivas.
“Las comisiones vecinales no tienen potestad sobre los espacios públicos, más allá de sus obligaciones de administrar y mantener los salones y algunos espacios exclusivos para su funcionamiento y el desarrollo de actividades socio-culturales”, dijo.
Consideró que los actos de violencia se originaron a raíz de un malentendido muy grande entre miembros de la comisión vecinal del Barrio Matadero y los responsables de una escuelita de fútbol de ese mismo barrio, que generaron una situación muy grave que derivó en una causa penal que ya está en manos de la justicia. En tanto, señaló que también por el lado de la Municipalidad se están evaluando las medidas a tomar en cuanto al accionar de los miembros de la comisión vecinal denunciados por los vecinos, siempre en base al marco legal dispuesto a través de las ordenanzas municipales.