El condenado esposo de la diputada Sandra Fonseca agredió verbalmente a trabajadores. Podrían hacer una presentación en la FIA.

El vicegobernador de la provincia, Mariano Fernández, dio intervención al departamento de Sumarios de la Legislatura Provincial para que investigue el altercado que protagonizó Juan Carlos Tierno en los pasillos de la cámara el último jueves. Si hay elementos suficientes en el sumario administrativo, se haría una presentación en la Fiscalía de Investigaciones Administrativas.

El área de Sumarios inclusive está facultada a hacer denuncias penales de tomar conocimiento de un hecho con indicios de la existencia de un delito. Si bien el altercado no pasó a mayores, se abrió un sumario para determinar qué ocurre a partir del incidente. El vicegobernador pidió una información sumaria a la directora de Recursos Humanos -que estuvo presente- y también que el personal involucrado de su versión y también el gremio. 

El secretario general de APEL, Aldo Bafundo, dijo que fue "una situación desagradable" y confirmó que existió "una agresión verbal". "Yo estuve presente y fue un intercambio de palabras que hizo que se llegara a una situación de violencia", aseguró en declaraciones radiales.

El esposo de la diputada Sandra Fonseca, el condenado exintendente Juan Carlos Tierno, protagonizó un nuevo escándalo en la Legislatura provincial. ¿Qué hizo ahora?. El jueves atacó con “gritos agresivos” a un grupo de trabajadores que realizaba tareas de mantenimiento en el bloque de Propuesta Federal.

De acuerdo a lo que pudo saber El Diario, tres trabajadores utilizaban un taladro para la instalación de un ventilador cuando Tierno salió repentinamente de la oficina de su esposa y comenzó a gritar porque -supuestamente- no lo dejaban trabajar.

Fuentes del Poder Legislativo indicaron que “el personal trabaja por turnos para respetar los protocolos de seguridad durante la pandemia de coronavirus y que en ese momento, tres personas realizaban tareas programadas”.

En el momento en que usaban el taladro, “Tierno salió de la oficina de Comunidad Organizada en el entrepiso y comenzó a los gritos”, indicó una de las fuentes.

El escándalo provocó que algunas personas que se encontraban en el bloque radical salieran a ver qué era lo que sucedía. Lo mismo ocurrió con el personal que trabaja en la presidencia de la Legislatura.

“Tierno estaba en la oficina de Fonseca y salió a los gritos diciendo que le molestaba el ruido, que estaba trabajando. Una funcionaria de presidencia, un piso más abajo, salió a ver qué pasaba, y también le gritó”, contó otra de las fuentes consultadas.

La situación llegó a tal punto que personal del destacamento policial de la Legislatura se hizo presente en el lugar para ver qué era lo que pasaba. Incluso se preparó para una posible intervención.

Finalmente, el escándalo no pasó a mayores y Tierno regresó al bloque que conduce su esposa.

“Acá quedaron todos un poco sorprendidos, porque Tierno no puede ser funcionario ni tampoco ocupar ningún cargo en el Estado”, apuntó una de las fuentes consultadas por este diario.

Hizo referencia, puntualmente, a la condena por abuso de autoridad -de dos años de prisión en suspenso y cuatro de inhabilitación para el ejercicio de cargos públicos- tras su breve paso como intendente de Santa Rosa.