El Gobierno Provincial dio a conocer que busca “esclarecer” el incidente ocurrido con el conocido empresario de Catriló.

La novedad se dio a conocer este jueves a la tarde a través de un comunicado de prensa oficial.

“A raíz de los hechos de público conocimiento acaecidos en el día de ayer por la tarde en la localidad de Catriló, se inició una causa penal al señor Luis María Bompadre por los delitos de resistencia a la autoridad y amenazas, con intervención del Ministerio Público Fiscal de Santa Rosa”, se recordó el escrito de Gobierno Provincial.

“Más allá de lo expuesto y conforme la versión periodística respecto de lo que le hubiera ocurrido al Sr. Bompadre, el Fiscal General de la Primera Circunscripción Judicial, Máximo Paulucci inició de oficio las actuaciones correspondientes a los efectos de investigar el accionar del personal policial que formó parte del procedimiento del que da cuenta la información periodística”, agregó.

“Sin perjuicio de lo expuesto, en el día de la fecha se puso en conocimiento de dichas actuaciones a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas a fin de que dé inicio a la investigación administrativa y se determinen las responsabilidades que estime corresponder, desconociendo si el mencionado Bompadre había iniciado denuncia alguna al día de la fecha”, concluyó el mismo escrito.

El hecho

Tal como informó El Diario,  el conocido empresario catrilense Luis María Bompadre denunció el miércoles por la tarde un caso de "violencia policial" luego de que tres efectivos fueran a su lugar de trabajo, tras un incidente con la policía en el acceso a la localidad.

La versión policial, por el contrario, indica que fue Bompadre quien agredió e insultó a los uniformados cuando lo fueron a notificar. “Tiene denuncias por atentado y resistencia a la autoridad y amenazas”, detalló el Jefe de Policía, comisario Héctor Lara.

El propio Bompadre, de 58 años, contó a este diario la situación que atravesó en el acceso a la localidad y luego en su oficina. “Pasé un pésimo momento, que nunca había pasado en mi vida”, indicó.

“Tuve un entredicho con un policía que no me dejaba pasar en el acceso a buscar a mi mujer y me enojé, nos insultamos y me fui a mi oficina a trabajar”, agregó.

Siempre de acuerdo a esa misma versión, más tarde, cuando Bompadre ya se encontraba en su oficina sobre la ruta 5, en el kilómetro 525, siguieron los problemas.

“Llegó la camioneta con tres policías, con armas largas, se metieron a la oficina y me agarraron. Nos peleamos, me esposaron y me llevaron detenido. No tenían ni orden ni nada, irrumpieron con armas como si fuera un terrorista”, contó Bompadre.

Luego fue trasladado a la comisaría, donde estuvo más de una hora. “No me dejaron llamar a nadie. Me dijeron que llame a la Fiscalía o a un abogado. No me dijeron porque”, explicó.

Entre los motivos del accionar policial, Bompadre sospecha de un enfrentamiento que tuvo anteriormente con el jefe del Puesto Caminero, el oficial Leonardo Bader Carrrizo, quien ahora se encuentra a cargo de la comisaría local porque los jefes habituales están aislados por el brote de COVID 19 en la localidad.

“Tuvimos un entredicho (con Bader Carrizo) hace un tiempo, yo manejo unos campos del otro lado del puesto y no nos dejaban pasar, a mí y a otros productores, a pesar de tener todos los permisos. Ante esa situación hicimos gestiones para que nos permitan el paso y desde el Ministerio nos autorizaron. Se ve que esa situación no le cayó bien el jefe de la Caminera”, manifestó el empresario.

“Estoy shockeado aún, hicieron un desastre en la oficina”, concluyó. Y adelantó que hará una denuncia por apremios ilegales contra los efectivos policiales de la localidad.

La versión policial

Con algunas coincidencias, la versión policial plantea otro escenario. “Bompadre tiene denuncias por atentado y resistencia a la autoridad y amenazas”, detalló a El Diario, el Jefe de Policía, comisario Héctor Lara.

“La información que consta en la denuncia dice que hubo dos incidentes”, aclaró.

“El señor Bompadre golpeó con el espejo de su vehículo a un policía, cuando se fue del acceso y salió por otro lugar hacia la ruta 1. Luego volvió al acceso, insultó al personal policial y municipal, y se fue a la oficina de su empresa, sobre la ruta 5”, relató Lara.

Y continuó: “cuando lo fueron a citar hizo una resistencia a la autoridad y se procedió a detenerlo”.

"Una vez en la comisaría se le hizo una causa por resistencia a la autoridad, atentado y amenazas y fue notificado en libertad”, contó el jefe policial. Además, dijo que “el policía al que le pegó con el espejo, iba a hacer la denuncia y también el personal municipal, que fue insultado”, completó

Consultado sobre la posibilidad de apremios ilegales o un exceso policial, Lara manifestó que “esta es la situación que nosotros tenemos. Si el señor quiere hacer la denuncia, tiene todo su derecho”, concluyó.