La familia de la nena fue la primera denunciante del caso por el cual permanece detenido Paul Santander, la pareja de la dueña del Jardín Nenos, de Santa Rosa.

Una niña de 5 años, cuya familia denunció en primer término un abuso sexual en un jardín de infantes de Santa Rosa, declaró este miércoles desde las 11:30 horas en la Ciudad Judicial. "El testimonio en la cámara fue lapidario", interpretó uno de los abogados de las querellas.

La pequeña prestó testimonio en Cámara Gesell, asistida por profesionales, después de que en el marco de la terapia que realiza se consignara que estba en condiciones de afrontar ese trance. El trámite se cumplió al mediodía.

La familia de la niña fue la primera denunciante del caso por el cual permanece detenido preventivamente aún Paul Santander, la pareja de la dueña del Jardín Nenos, de Santa Rosa. Seguirá preso hasta el final del proceso investigativo.

Los padres de la niña de 5 años lo denunciaron por abuso sexual el 13 de noviembre del año pasado. El 25 de noviembre se amplió la denuncia por abuso sexual de otra niña. Y se ordenó la detención del acusado hasta que se haya tomado declaración en Cámara Gesell de las tres supuestas víctimas. El 18 de enero se amplió la acusación por exhibiciones obscenas en perjuicio de otra niña.

El acusado permanece detenido. Todavía falta que declaron dos nenas. Este miércoles lo hizo la primera denunciante. La investigación avanzó, pero las declaraciones se fueron postergando porque las profesionales que tratan a las niñas habían dictaminado hasta ahora que no estaban en condiciones de prestar declaración en Cámara Gesell.