El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

  • Farmacias de turno del día 16 de mayo de 2022

    Los turnos son desde las 8:30 A.M. de la fecha indicada hasta las 8:30 A.M. del día siguiente.

    SANTA ROSA

    AMERICA – Autonomista 1339 – Tel 415060
    CHANGOMAS – Av. Circ. Santiago Marzo 1550- Tel 4-23339
    DEL MUSEO - Pellegrini Nº 174 - Te: 4-13785
    LEAL – Rivadavia 101 – Te .4-20320
    PASCO - Yrigoyen Nº 123 - Te: 4-12910 // 4-22910

    GENERAL PICO

    CENTRO - Calle 12 N° 355 - Tel: 327992
    COLONIAL - Calle 111 Norte N° 448 (esq 10) - Tel: 434551
    URBEM PHARMA - Calle 11 N° 1616 - Tel: 333834
    VIDAL - Calle 33 N° 818 - Tel: 424946

    TOAY

    SANTA LUCIA - Av. 9 de Julio & Independencia

La confrontación del MTE, la Federación de Cartoneros y la UTEP contra el ministro Matías Kulfas.

La Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores y la UTEP (Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular) fueron las organizaciones que le dieron visibilidad a la política nacional que pone en riesgo la subsistencia de cartoneros y recicladores.

Juan Grabois, titular del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) e integrante del Frente Patria Grande, cuestionó la decisión de "abrir las importaciones" de residuos. Eso generaría, dijo, una baja en los precios de los materiales que "les dan de comer a 300.000 familias argentinas".

"El genio de (ministro de Desarrollo Productivo Matías) Kulfas habilitó la importación de basura norteamericana y ahora de bobinas; le habíamos advertido con claridad los efectos devastadores en lo social, además de lo ambiental, que esto produce. Se lo dije personalmente, se lo dijo la Federación de Cartoneros", acusó Grabois.

El dirigente social precisó que "si bajan los precios del material, obviamente no hay incentivos para juntarlos y terminan en los basurales a cielo abierto o, peor, en el océano". Calificó a la supuesta medida de liberación como "neo-menemista" y "absolutamente estúpida", además de apuntar al ministro por "boicotear" la Ley de Envases.

Tras negar la acusación, el ministro Kulfas consideró que "no es la primera vez que se agrede sin fundamento, recurriendo a información completamente distorsionada". "Las importaciones de residuos no son administradas por el Ministerio de Desarrollo Productivo sino por el Ministerio de Ambiente, y no tengo conocimiento de que dicho Ministerio haya aprobado la importación de ´basura norteamericana", subrayó.

Indicó que el país, si bien "importa determinadas especificaciones de papel y cartón (bienes finales, no residuos) que no se producen en el país y son necesarias para las industrias", las mismas "se vienen reduciendo y cayeron 29% en la última década".

El funcionario prometió que, frente a la "volatilidad en el precio de los residuos que tiene que ver con la inexistencia de precios de referencia transparentes en ese mercado", se introducirá una "nueva normativa que permitirá afrontar este problema de manera efectiva".

Grabois aclaró que "estoy intentando no echar nafta al fuego, fuimos prudentes, no agredimos a nadie, queremos que al gobierno le vaya bien. Pero después, aparecen cosas que expresan una mentalidad... no sé cómo decirlo... jodida, clasista y liviana, con su componente de crueldad. Hay algunas líneas que se van cruzando y nuestra base nos está reclamando con absoluta razón, acción y resultados, no palabras, proyectos de leyes que nunca salen y promesas que no se concretan. Nos piden, al menos, que no vayamos para atrás".

El cartón corrugado reciclado constituye el 60% de los ingresos de los cartoneros cooperativizados y el 90% de los independientes, que son los más vulnerados. 

"Además de dólares que se van a cambio de basura, los industriales-amigos aprovechan la sobreoferta para voltearle los precios a los cartoneros que perdieron el 20,7% de sus ingresos reales en la última semana. En algunos materiales, la desvalorización llegó al 40%. Si bajan los precios del material, estos genios de la economía, obviamente no hay incentivo para juntarlos y terminan en los basurales a cielo abierto o peor en el océano como las miles de botellas de Coca-Cola que se hacen con el PET que juntan los cartoneros mientras la susodicha empresa se ríe de con cuán poca plata arregla a los diputados argentinos", añadió Grabois.

"En fin... Todos los precios suben, menos el de los materiales que le dan de comer 300.000 familias argentinas... porque el señorito abre las importaciones. Es joda", completó.