La tapa de EL DIARIO de hoy

¿La madre de Lucio Dupuy estuvo en la escena y el momento del crimen?  Hay un lapso en la que Magadalena Espósito Valenti estuvo ausente en el departamento de la Allan Kardec, donde ocurrieron los hechos, que se estudia de manera meticulosa. Su parea, Abigail Páez la acompañó hasta el Casino, donde trabaja, y regresó. Al poco tiempo, salió con el niño herido en brazos.

¿Cuándo y quiénes golpearon a Lucio? Para develar esa incógnita será clave el cruce de información con la que cuentan los fiscales. Por un lado, el tiempo que estima el perito forense entre el instante del deceso y el momento de los golpes que recibió el niño. Por el otro, las cámaras de la casa de enfrente que captaron la salida de las dos mujeres y el regreso de Abigail. Deberán determinar si la paliza se produjo con la madre en el lugar o cuando ella ya no estaba. También será clave determinar su el nene tuvo un tiempo de agonía.

* Lucio murió el viernes después de las 21 horas. La pareja de su madre, Abigail, lo llevó en brazos hasta la posta del Atuel. Como estaba cerrada, junto a unos vecinos fueron a la Unidad Regional I de Policía. Allí llamaron a una ambulancia. Pero, como tardaba, uno de los vecinos los llevó en auto hasta el Evita. Allí constataron el deceso.

* De acuerdo a la versión policial, Abigail dijo en el hospital que esa tarde llevó en moto alrededor de las 19 horas a "Magui" al Casino, donde trabaja, y cuando volvió alguien había ingresado a robar al departamento y el niño estaba golpeado. La filmación de una cámara de un domicilio de la cuadra, de enfrente, no registra ingresos de terceros y sí certifica la salida de las dos mujeres juntas. Y también muestra Abigail volvió sola, y luego salió con el niño al hombro. Un vecino la ayuda a llevarlo.

* La misma cámara -siempre según la versión policial- capta que después de ir al hospital, Abigail regresó al departamento. La policía encontró el escenario con destrozos, desorden y un televisor tirado al piso. La hipótesis sería que "armó" la escena para la coartada del robo.

* Cuando la policía fue a detenerla, trascendió, la mujer intentó resistirse, enfrentó a los uniformados, que debieron reducirla. Ambas detenidas se negaron a que les hicieran un test toxicológico, indicaron las mismas fuentes policiales.