El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

  • Farmacias de turno del día 27 de enero de 2022

    Los turnos son desde las 8:30 A.M. de la fecha indicada hasta las 8:30 A.M. del día siguiente.

    SANTA ROSA

    AUSTRAL - Ameghino y Valerga - Te.: 4-15100
    CAZAUX – Garibaldi 498 – Tel 4-15600
    PASTEUR - Escalante y Pico - Te: 4-10110
    WALL MAPU – R. Saenz Peña 915 - Te: 8-34344

    GENERAL PICO

    SANTO DOMINGO - Calle 24 esq. 25 - Tel: 430552
    ECONOMED - Calle 17 Nº 739 e/ Ave. y 16 - Tel: 331050
    CALEGARI - Calle 17 (Oeste) Nº 450 e/ 108 y 110 - Tel: 423106
    ALVAREZ - Calle 20 Nº 309 e/ 5 y 7 - Tel: 337057

    GENERAL ACHA 

    EDUARDO CASTEX 

    TOAY

Un policía fue condenado a 9 años de prisión por abusar sexualmente de su hijastra, aunque por el momento no quedó detenido. Los hechos ocurrieron cuando la víctima tenía entre ocho y nueve años.

La sentencia, luego de la realización del juicio oral, fue dictada por el juez de audiencia santarroseño Andrés Olié, quien dio por probado que durante los años 2014 y 2015, y mientras convivía con su pareja y sus dos hijos, agredió sexualmente a la pequeña en la vivienda familiar –al menos en cuatro ocasiones–, aprovechando los momentos en que se quedaba a su cuidado.

“Este hecho con relevancia penal constituye violencia de género, en el marco de una relación desigual de poder, que afectó la integridad y libertad sexual de la víctima”, señaló Olié en el fallo.

"Fue claro que el acusado –un efectivo en situación de pasiva, de 37 años– cercenó el rol paterno que debía ejercer, viciando toda esa relación por el engaño y la amenaza que significó para la niña la naturalización de los agravios sexuales sufridos, y el temor a revelarlos por un gran sentimiento de culpa, que se puede describir en su propio lenguaje cuando dijo en la Cámara Gesell que ‘tenía miedo, era como que yo me había metido con el marido de mi mama’”, agregó el magistrado.

Durante los alegatos finales, el fiscal Cristian Casais pidió 10 años de prisión, en atención a la naturaleza del hecho y a la extensión del daño causado; mientras que la defensora oficial Mariel Annecchini solicitó la absolución del imputado por “falta de certeza absoluta” y rechazó el pedido de prisión preventiva por entender que no existe peligro de fuga.

La defensara aceptó una orden de restricción y, subsidiariamente, requirió que la preventiva sea reemplazada por el arresto domiciliario.

Olié, en la parte resolutiva de la sentencia, rechazó el planteo del Ministerio Público Fiscal sobre la imposición de la prisión preventiva y ordenó una prohibición absoluta de acercamiento y contacto por cualquier medio con la menor, hasta la finalización del proceso, y la obligación de fijar domicilio y presentarse mensualmente ante la autoridad policial que corresponda a su domicilio. Además dispuso que el acusado sea detenido inmediatamente una vez que el fallo quede firme.