Pidió el traslado laboral por salud, pero no le responden

María José Costoya Lagonero le pidió a la Municipalidad el pase de una oficina a otra por motivos de salud, pero entre el intendente Altolaguirre, la secretaria Diana Bonifacio y la directora Silvana Vidal la tienen a las vueltas.

 María José Costoya Lagonero le pidió a la Municipalidad un traslado laboral, por motivos de salud, pero sigue esperando una respuesta. Desde el mes de mayo la tienen a las vueltas y en la práctica le niegan lo que es su reclamo, y además una recomendación médica.

La mujer tuvo esta semana malas noticias cuando se cruzó con distintas autoridades: se demostró que no atendieron su pedido, que ningunearon su necesidad y que le dieron a entender cosas que no eran ciertas.

Su marido, Ángel Omar Leppez, relató la situación a El Diario. La mujer es hipertensa y tiene diabetes y afronta un tratamiento de fertilidad.

En el mes de mayo pidieron la reubicación, desde el área de Niñez (trabaja en el jardín de Zona Oeste Quintas) a Educación-Cultura (en El Molino).

María José Costoya trabaja para el municipio hace unos 6 años, siempre como contratada. Hace 2 años que fue al jardín de Zona Oeste Quintas como cocinera, pero a partir de su buena voluntad y experiencia en el área le hacen realizar tareas con los chicos.

Esa es la tarea que por recomendación médica no está en condiciones de cumplir en la actualidad, ya que la exigencia profesional es que se desempeñe laboralmente en un clima de “tranquilidad”. Las recomendaciones médicas a la mujer son que coma a horario la dieta indicada y que tome su medicación en el momento que corresponda. Afronta un tratamiento invasivo.

En el jardín hay 14 niños y niñas de manera permanente: “se complica en esas circunstancias”, dijo Léppez.

Cuando se hizo el pedido para el traslado, la directora de Niñez Silvana Vidal no contestó. Tampoco lo hizo la secretaria Diana Bonifacio. Las notas se repitieron en los meses siguientes, siempre con los certificados médicos incorporados, pero nunca hubo respuesta oficial.

En algún momento añadió más certificados. Un cardiólogo fue otro de los que avaló el pedido de reubicación. Costoya tuvo un pico de glucemia, con taquicardia.
En un momento supo que el área de Recursos Humanos mandó a Gestión Social el expediente, pero durante varios días se dio por “desaparecido”: lo habían mandado el 25 de octubre. Recién figuró como ingresado el 6 de noviembre, pero seguía desaparecido.

Después Bonifacio contestó que el expediente había aparecido y estaba para la firma de ella y de Vidal. La funcionaria dijo también que la resolución dependía del intendente Leandro Altolaguirre. Adujo que “llegaron a un acuerdo con (su sucesor Luciano) Di Nápoli de que no había más pases”.

Léppez sabe que “no es verdad” porque le consta que hubo traslados en otros casos. El 11 de noviembre fueron a ver a las autoridades y compraron que ni siquiera habían visto el expediente. Otra vez tuvieron que volver con las manos vacías y el disgusto a cuestas. Y un par de días después le dijeron que el intendente se negaba a firmar el pase: una negativa rotunda.

Después hubo dimes y diretes entre las autoridades: “la subdirectora de Recursos Humanos (Paula Mazzuco) nos dijo que en realidad la que dijo que no fue Vidal. Sea como sea, nunca nos notificaron de nada desde el mes de mayo”, lamentó Léppez.

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20