Marín dice que prefiere una interna y no el "dedo" de Verna

El presidente del PJ, Rubén Marín, dijo que es "incómodo" dejar en manos del gobernador Carlos Verna la selección de la fórmula de PJ. Se reunió el Consejo, con las candidaturas en la mira y clima de tensión. 

El presidente del PJ, Rubén Marín, rompió el silencio y cuestionó la propuesta de dejar en manos del gobernador Carlos Verna la designación del candidato para las elecciones del año próximo. "No estoy en desacuerdo con una interna. Acá todos tienen candidato", desafió Marín al ingresar a la reunión del Consejo Provincial del PJ, que presidió, este viernes por la mañana.

El encuentro tuvo fuerte presencia de los dirigentes de las diferentes líneas pero fue muy breve: una hora. En ese lapso, Marín pasó una factura: reprochó que las reuniones para intentar consensuar candidaturas y una lista de unidad hasta ahora se hayan manejado en una mesa chica de la que está excluida la estructura partidaria. 

pj reunion marin 2

Marín hizo declaraciones al arribar a la sede partidaria de la calle Irigoyen. Y dejó en claro que no hay clima de "tranquilidad" como intentó imponer un día antes el propio gobernador. Consultado sobre la definición de las candidaturas, Marín respondió: “No tengo ni remota idea. Que se yo. No sé. Le dieron una responsabilidad al gobernador que mucho no le debe agradar, se me ocurre. Pero es una decisión que tomaron los intendentes. Fijaremos fecha de internas y cada cual que tenga derecho a presentarse más alla de las definiciones que tomen unos y otros. Creo que esa no la podemos dejar sin efecto, de hacer las internas”.

-¿Hay candidatos potables? -le preguntaron los periodistas. 

-En el peronismo te pueden faltar muchas cosas, lo que no te faltan son candidatos. Honestamente no tengo idea, no he hablado. Pero presumo que habrá mas de un candidato. Creo que hay muchos dirigentes que querrán pegar el salto para ubicarse en el centro de la política pampeana. Le han dado una responsabilidad los intendentes al gobernador que yo no le envidio. Eso de ir a poner el dedo te resulta un poco incómodo.  Y la responsabilidad de determinar Zultano o Zultana, pucha, te queda incómodo.

pj reunion marin 3


Marín dijo que también puede incidir en la provincia la falta de unidad del PJ nacional,  donde divisa dos bandos enfrentados, el peronismo anti-kirchnerista y los sectores que no vetan a la expresidenta. Él dijo que no pueden excluirla. Señaló que “en La Pampa el discurso para afuera es de unidad, existen condiciones para hacerla, esperemos que pueda darse”.

De todos modos, no se privó de aclarar que “acá todos quieren la unidad pero ¿voy  yo o no? ¿Vas vos o no? Yo veo eso. El otro día puso un poco de coherencia el chico de Telén (Saul Echeveste), que dijo que la unidad tiene que ser una responsabilidad genérica. Los otros, los intendentes, están en su derecho, pero nosotros también estamos acá".


“No estoy en desacuerdo con las internas, honestamente”, aclaró Marín. “Me imagino dos candidatos. ¿No te gustaría tener un aval mayoritario como para tener tu independencia de criterio, asumiendo la responsabilidad?”, preguntó.

-¿Convergencia tendría candidato? -le preguntaron.

-Acá todos tienen candidatos. ¿Los intendentes hicieron la reunión por qué? ¿Por qué se les ocurrió justamente faltando dos meses de las elecciones? También querrán poner su candidato y no los cuestiono.

-¿Hay riesgo de perder la general si no hay unidad?

-No lo creo, en la medida de que seamos inteligentes. La única que tiene legitimidad a mi criterio es cuando vas y votás. Después, subordinación y valor. Esa es mi sensación. No quiere decir que, dentro de ese contexto, el gobernador no tenga un poder de decisión importante. Es natural. En fin, esperemos que en la Pampa no tengamos sobresaltos. La última responsabilidad la tiene el pueblo de La Pampa, ahí se terminan las conversaciones. Si gobernamos bien nos acompañan y sino no. Acá el pampeano es tranquilo, no está habituado a grandes exteriorizaciones, pero el voto no se lo comprás nadie. 

 Tensiones

La reunión del Consjo se desarrolló entre las tensiones y las disputas por los espacios de poder que asoman de cara al proceso electoral en ciernes. La necesidad de definir los candidatos para el año próximo y el paso al costado del gobernador Carlos Verna, que movió el tablero político provincial hace poco más de un mes, mantienen en estado de convulsión al peronismo provincial.

Una candidatura de Verna garantizaba una lista de unidad en el PJ pero, ahora, con el gobernador intentando asumir el rol del “gran elector”, esto no está garantizado. El pacto de Verna y Marín estaba firme con el gobernador en la cancha, pero con él afuera, hay varios de dirigentes que se quieren probar el traje de candidato y las diferentes líneas internas muestran los dientes para reclamar o defender espacios.

pj reunion marin 4

En ese contexto, hace dos semanas se reunieron más de 50 intendentes del PJ en Winifreda y le pidieron una reunión a Verna con la intención de compartir la “responsabilidad” de elegir la mejor fórmula para encarar el proceso electoral. El miércoles pasado se reunió con el gobernador la comisión que designaron, de cinco intendentes del distinto palo. También hubo un encuentro de la línea Compromiso Peronista para avisar que está viva y que en la última interna tuvieron un importante caudal de votos.

Si bien Verna consideró que el cónclave con los intendentes fue el primer paso para llegar a la unidad y pidió tranquilidad, las aguas no están del todo calmas. Los nombres que se manejan no terminan de generar consensos. En las usinas vernistas mencionan como posible candidato al ministro de Gobierno, Daniel Bensusán, o al diputado nacional Sergio Ziliotto. Pero no termina de cuajar la unidad.

pj reunion marin 5

Los intendentes reclaman espacios en las listas y en Compromiso Peronista se animaron a tirar al ruedo como posible candidato al intendente de Toay, Ariel Rojas. El diputado provincial, Facundo Sola, en una movida que parece más aislada, confesó también sus pretensiones. El sector que formó el exgobernador Oscar Jorge exige al menos el segundo lugar en la fórmula gubernamental.

La convocatoria del Consejo fue la primera movida del marinismo, uno de los sectores que tiene más para defender -o para perder- en esta puja interna. Con poco poder territorial -tiene solo dos intendencias afines-, pretende mantener la vicegobernación y los cuatro lugares en la legislatura provincial que ocupa actualmente.

Los espacios son finitos y no alcanzan porque los sectores que pujan son varios. Eso conspira contra el proceso de unidad. Además de la línea Plural, Compromiso Peronista y el marinismo, también reclaman participación y protagonismo el Nuevo Espacio de Participación del diputado provincial y jefe de la UOCRA, Roberto Robledo;  los gremios peronistas;  La Cámpora y sectores kirchneristas;  y el Frente Peronista Barrial que hizo pie con su militancia de base en Santa Rosa.

La reunión de este viernes sirvió para que los actores se vieran las caras, mostraran sus dientes y se contarán las costillas.

El cronograma electoral urge por definiciones. En diciembre el PJ debería tener instalado un candidato si hay unidad. Si hay una interna, se hará en marzo y las generales en los primeros días de junio.

Temas en esta nota: