Al final, el presupuesto carga sobre las provincias la tarifa social

Nación había dado marcha atrás con ese ajuste. La Pampa no aceptará esa carga, dijo el gobernador, así que habrá más tarifazos. Además, derogan excepciones al pago de Ganancias.

Al final, el proyecto de presupuesto del gobierno nacional contiene el ajuste que las provincias creían, hasta la semana pasada, que se aliviaría. Es que la iniciativa oficial prevé trasladar a las provincias la tarifa social y el subsidio al transporte.

En el caso de La Pampa, el gobernador Carlos Verna ya anunció que no aceptará esa carga, por lo que la consecuencia inmediata serán más tarifazos en el sector eléctrico y en el transporte.

El gobierno envió a los jefes de cada jurisdicción la mentada "addenda" del Pacto Fiscal. Es para terminar de cerrar el apoyo al Presupuesto 2019. A los gobernadores les concedieron suspender la baja de sellos y bienes personales. 

Sí, mandaron la addenda...no cambia nada de lo que ya repartieron en Buenos Aires. A los mandatarios no les importa nada, van a firmar. La Pampa, no”. La frase corresponde a una alta fuente oficial que habló este jueves con El Diario en relación a las negociaciones entre Nación y las provincias por el Presupuesto 2019.

Esa misma fuente confió a este diario que, en la propuesta, Nación mantiene la rebaja progresiva del impuesto a los Ingresos Brutos, que los gobernadores querían frenar para mejorar sus recaudaciones, y confirma la transferencia a las provincias de la responsabilidad sobre la tarifa social de luz, algo que primero había impuesto por decreto sin negociar y que el viernes pasado tuvo que "suspender" para no alterar la negociación.

El texto que la Rosada giró este miércoles a los gobernadores es el resultado de la "negociación" que llevó adelante el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y si bien se trata de una propuesta, cuanta con bastante consenso entre los mandatarios provinciales.

En el Gobierno nacional confían en que el proyecto será firmado por la mayoría, excepto por el pampeano Carlos Verna y el puntano Alberto Rodríguez Saá que tampoco adhirieron el año pasado al pacto fiscal. Luego será girado al Senado.

La addenda establece que estaban bastante acordados con los gobernadores como la transferencia a las provincias de los subsidios al transporte público, que implica un "ahorro" para Nación de unos 50 mil millones de pesos.

Alrededor de la mitad de ese monto lo tendrán que asumir la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires, aunque en todas las jurisdicciones ya se espera un fuerte impacto que lleve el boleto a entre 30 y 35 pesos.

Se confirma que las administraciones de Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal deberán hacerse cargo del manejo de las distribuidoras eléctricas Edenor y Edesur, otra concesión a los gobernadores que ya había sido aceptada por el porteño y la bonaerense, aunque es mirada de reojo por las empresas por las complejidades técnicas que implica el traspaso.

En la propuesta de la Rosada también se define la transferencia de la tarifa social de la energía eléctrica a las provincias, que implica un gasto de unos 15 mil millones de pesos. La novedad que se agrega es que CABA y PBA asumen la responsabilidad en la tarifa social de Aysa, otro reclamo de las provincias, que en realidad pretendían el traspaso de toda la estructura de la compañía de agua.

En materia impositiva, se derogan las excepciones del pago de Ganancias para empleados y funcionarios públicos nacionales, provinciales o municipales por el cobro de viáticos y otros conceptos. Se derogan las disposiciones que eximan del pago del impuesto a "los resultados provenientes de actividades de ahorro, de crédito y/o financieras o de seguros y/o de reaseguros de entidades cooperativas y mutuales".

Otro de los pedidos de los gobernadores que queda establecido en la addenda es que se frena la disminución de Bienes Personales para los que declaran bienes en el exterior. Este tributo se mantendrá en el 1%, pese a que su reducción al 0,25% fue una ventaja que el Gobierno ofreció para impulsar el blanqueo. También se suspende la rebaja del impuesto a los Sellos establecida el año pasado en el Pacto Fiscal.

La Rosada también se compromete a incluir en el Presupuesto un artículo en el que se prevea que la Anses "transferirá mensualmente a las provincias que no transfirieron sus regímenes previsionales a la Nación, en concepto de anticipo a cuenta, el equivalente a una doceava parte del último monto total del déficit -provisorio o definitivo- determinado".

Temas en esta nota: