Afirman que el “acto médico” está manipulado en la Policía

La médica siquiatra Marcela Paladino mantuvo una reunión con directivos del Consejo Superior Médico. Fue para denunicar que el “acto médico” en la Policía está “manipulado”, por la vigencia de la norma de facto que rige la fuerza de seguridad provincial.

"Con la actual Ley policial de la dictadura se pretenden profesionales más comprometidos con la obediencia que con la salud de las personas y la democracia", dijo Paladino en un comunicado.

En una reunión mantenida con el presidente del Consejo Superior Médico de La Pampa, Jorge Jañez y otros integrantes de la comisión directiva, la medica psiquiatra de la Policía de La Pampa planteó con preocupación que la actual ley provincial de la dictadura permite “la manipulación del acto médico profesional por los superiores policiales no médicos con el argumento de la debida obediencia al Superior”.

Paladino -acompañada por la dirigente Cristina Ercoli de la Agrupación Mujeres por la Solidaridad- y de los doctores Jorge Moisés y Edgardo Gigena, mantuvieron una reunión con el presidente del CSM y los consejeros doctores Marcelo Allochis, Darío Bega Rodriguez, y Rubén Lettieri.

El objeto de la reunión fue poner en conocimiento de las autoridades del Consejo Superior Medico de La Pampa la existencia de manipulación del "acto médico" en el seno de la Policía de La Pampa bajo el amparo de la Ley Policial de la dictadura.

“Esta manipulación del Acto Médico en el ámbito de la salud mental permite a los superiores policiales (No médicos) decidir sobre si un policía tiene o no un padecimiento mental, si se le otorga o se le levanta o se le niega la carpeta medica psiquiátrica como así también el tipo de actividad que puede realizar cuando se reintegra a la fuerza. También llega la manipulación por los Superiores no Médicos a la importante cuestión de decidir si el trabajador policial está en condiciones, de acuerdo a su padecimiento mental, de portar o no el arma reglamentaria, todas estas cuestiones son parte del acto médico y requieren del saber médico de la especialidad en Salud Mental”, dijo Paladino en un comunicado.

“Hoy en todo el mundo hay abundantes evidencias científicas que muestran que el trabajo policial expone a sus trabajadores a mayor riesgo de tener padecimientos mentales. Esto es así producto del tipo de trabajo, que está vinculado a situaciones violentas con las que se debe lidiar y también como producto del modelo organizacional que tienen las fuerzas de seguridad. Este modelo basado en la unidad de mando, en la comunicación vertical y jerárquica, sistemas disciplinarios que jerarquizan la sanción por sobre la prevención que escapan a la supervisión de las instituciones democráticas”, señalaron los abogados de la médica policial.

“La existencia de sistemas de calificación anual de los policías que son inapelables en otras instancias aunque la injusticia sea patente, resabio tal vez de la Justicia Estamental como la Eclesiástica o Militar donde solo los Militares juzgaban militares y la justicia civil no podía entrar. Tema que estuvo en debate en los albores del actual período democrático cuando los acusados de crímenes de Lesa Humanidad Reclamaban una Justicia de su Estamento, la justicia Militar y señalaban que ahí la justicia civil no podía entrar”, afirmó.

“Las cuestiones antes enumeradas generan condiciones para que aparezcan situaciones de abuso de autoridad y acoso laboral dentro de la fuerza que enferman al trabajador policial. Situación a la que no es ajena la Policía de La Pampa”, aseguraron los abogados Esteban Torroba y Julia Coito.

“Fue tal vez el conocimiento de los riesgos señalados lo que motivó que el gobierno provincial y la Policía de La Pampa incorporaran un psiquiatra a la planta médica Policial. Este intento no es nuevo porque hubo otros psiquiatras que pasaron por la planta policial y al poco tiempo presentaron la renuncia al cargo. Ahora a la Psiquiatra Marcela Paladino se le asignó una calificación baja para lograr su expulsión de la fuerza policial. Hay una presentación sobre esta cuestión en el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia por acoso laboral y manipulación de las calificaciones anuales con el objeto de perjudicar a Paladino”, explicaron.

La psiquiatra Paladino aún no ha podido reincorporarse a su trabajo en la Policía de La Pampa a pesar de haber sido dada de alta de su cuadro de estrés post traumático que sufrió debido al acoso laboral llevado adelante por el mayor José Manuel Mendía. Esta imposibilidad de retornar a sus tareas es debida a que el departamento de Servicio Social y de Sanidad de la Policía de La Pampa no reconoce el alta médica otorgada a la doctora Paladino, a pesar de que esos servicios no cuentan con un médico psiquiatra de la Institución que respalde esa negativa. “Esta anormalidad le da peso a la sospecha de una nueva manipulación del Acto Medico y del accionar técnico, realizada por los superiores policiales que utilizando argumentos de salud impiden el reingreso de la Dra. a sus tareas habituales”, aseguran los abogados.

Hay que recordar que la doctora Paladino denunció al comisario mayor Mendía por acoso laboral cuando éste pretendió decidir sobre cuestiones médicas de salud mental de los trabajadores policiales a lo que la doctora Paladino se negó rotundamente. El acoso de Mendía -según los denunciantes- incluyó entre otras malos tratos, seis días de arresto que Paladino cumplió, un nuevo arresto pendiente de su cumplimiento y calificaciones bajas durante dos años seguidos. Estas cuestiones inéditas para un profesional médico en la Policía de la Provincia se han elevado en consideración del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia en una demanda impulsada por Paladino.

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20