Lo denunciaron por violencia de género, pero el juez no lo llama

Guido Bauer, el vecino de Lonquimay que reclama poder ver a sus hijos. El padre asegura que él y sus hijos deben ser escuchados. Pero no hubo una audiencia a pesar de que hace casi 2 meses le aplicaron una restricción por una denuncia. Tampoco le hicieron pericias.

Un vecino de Lonquimay reclama que la Justicia lo convoque para poder defenderse de una denuncia de violencia de género que le hizo su expareja. Por la denuncia le aplicaron una restricción y está impedido de ver a sus hijos (una hija de 5 años y otro de 2) desde hace dos meses, sin que el juez lo convoque.

“Es una injusticia. Hubo una falsa denuncia, el juez me aplicó una restricción (lo entiendo porque no me conoce) pero desde hace dos meses no me llama, no me puedo defender”, dijo Guido Bauer en diálogo con El Diario.

Bauer tiene 32 años, vive en Lonquimay. Estuvo en pareja con N.M. durante 9 años. “Nos separamos a mediados de abril. Siempre hubo inconvenientes para ver a los chicos. Yo les paso alimentos, pago muebles que ella compró, pago la televisión satelital que usa. Todo. Pedí una mediación por las visitas a los chicos y recibí esta denuncia. Hacía 21 días que no veía a mis hijos”, dijo.

Su expareja lo denunció por violencia de género, de ser alcohólico y consumir sustancias. “Nada de eso es verdad. Es una falsa denuncia”, dijo.

Bauer es camionero desde hace 11 años. Trabaja para la misma firma, La Pachamama. No tuvo nunca una infracción como camionero profesional, donde le exigen 0 alcohol en sangre. “Yo nunca tuve violencia para con los chicos ni para con ella”, dijo.

A través de una evaluación de una sicóloga, pudo demostrar a través de un test que no tiene arrebatos de violencia, ni es violento.

“Cumplo con mi obligación de pasar la cuota alimentaria pero la madre de mis hijos, la señora N.M., me realizó una denuncia falsa por violencia de género y por el solo hecho de su relato la Justicia, principalmente el Juzgado de Familia Nº 2, a cargo del juez Andrés Zulaica, me prohibió ver a mis hijos por 4 meses siendo que en la denuncia de la madre nunca surge que yo haya sido violento con mis hijos”, afirmó Bauer.

Dice que hace 11 años vive en Lonquimay y 9 que está en pareja con N.M. “Nunca hubo una presentación”, dijo.

“Mi abogado (Álvaro Carlos Ruggiero) presentó de manera urgente un recurso de revocatoria pidiendo que se escuche a mis hijos, que no se los perjudique alejándolos de mí porque ellos también sufren y eso consta en el informe de la oficina de violencia familiar”, pidió Bauer. “Además, es el derecho de ellos y el mío, vernos. Ellos tienen derecho a ser oídos”, señaló.

Explicó que “mi abogado presentó un informe psicológico donde consta que yo no soy una persona violenta y que estoy en condiciones psicológicas de ver a mis hijos y lo más grave de todo esto es que el juez dentro de las 48 horas, luego de dictar la restricción de acercamiento, debe llamar a una audiencia para escuchar a las partes y a los niños, y no lo hizo”.

“Mi abogado ya agotó todos los recursos posibles y continuará trabajando para intentar revertir esta injusticia para que yo pueda ver a mis hijos. Yo le pregunto a la Justicia ¿quien me devuelve a mí el tiempo que perdí de poder ver a mis hijos? Es terrible que pasen estas cosas, no se lo deseo a nadie en el mundo”, dice Bauer.

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20