Entre Pocillos: Patas cortas

dibujo

Beto Desuque: - Buenas, buenas, bueeeenaasss... ¿qué tal, qué tal, qué tal? ¿Cómo anda la cosa por acá, qué se cuenta? ¡Salud a la barra!
Mesero: - Hoooola, Betito querido. ¿Cómo estás, papurri, todo bien y lindo?

Beto Desuque: - Ponele. No me puedo quejar. Vos sabés que me gustan estos días otoñales. Disfruto del solcito a la siesta, esas cosas simples...
Mesero: - Ah, bueno... ¡qué relajado te noto! Se ve que la goleada por la Libertadores te vino bien...

Beto Desuque: - Dejate de joder. Un partido contra nadie. ¡Esos del Wilsterman no tienen nada de nada!
Mesero: - Bueno, pero igual hay que cumplimentar el trámite de ganarles. ¿O no?

Beto Desuque: - Vos lo dijiste: el trámite. Una cosa formal, casi burocrática. Como los mensajes de Marquitos Peña en el Congreso...
Mesero: - Jajaja. ¡Ya saltaste para el lado de la política! ¿Qué tenés que decir de Marquitos Peña?

Beto Desuque: - ¿Qué decir? ¡Que superó todo lo esperable! Jajajaja. Im-pre-sio-nan-te.
Mesero: - ¿Estuvo bien el tipo?

Beto Desuque: - Jaja. ¡Ponele! Yo creo que si se trataba de sumar un capítulo de macrismo explícito, metió uno inolvidable... en serio... no sé cómo habrá sido respecto de los otros temas que habló, pero sobre La Pampa, se pasó...
Mesero: - ¿Cómo que se pasó?

Beto Desuque: - ¡Sí, se pasó de mentiroso!
Mesero: - Ja. Tiró algunos numeritos cambiados, ¿no? Bah, eso dicen...

Beto Desuque: - Increíble. Uno no entiende si lo que dicen lo harán solo pensando en los medios porteños, en que reproduzcan todo eso... Peña se imaginará que acá no miramos la tele, que no nos enteramos de lo que dice, que no sabemos que existe el Congreso...
Mesero: - Bueeeenooo... pará un poquito.

Beto Desuque: - ¡Pero en serio! ¿¡Cómo nos va a venir a decir que no solo hay 77 obras del Gobierno Nacional terminadas, sino 55 en marcha?! ¿¡Adónde?! ¿De qué habla?
Mesero: - Y bueno... hay que ver a qué le dice “obras”.

Beto Desuque: - Sí, pero para llegar a ese número tiene que contar cualquier cosa... yo pensaba: el único modo de que le den esos números es que a cada foquito LED que pusieron lo llame “obra”. En ese caso capaz que llega a las 77...
Mesero: - Yo calculo que también estas mentiritas piadosas serán porque está en plena campaña electoral...

Beto Desuque: - Dejate de joder. ¡Al contrario! Mirá... yo calculo que Kroneberger lo escucha y se debe agarrar la cabeza. Desde ya que exagerar un poco, hacer pintoresco el asunto, puede ser parte de la campaña. ¡Pero esto es un boomerang!
Mesero: - ¿Por qué decís?

Beto Desuque: - Porque la mentira es tan grande, tan enorme, tan evidente, que se le termina volviendo en contra. ¡Sobre todo porque de veras que en La Pampa no tienen nada para mostrar! Ya ni los carteles les quedaron... aunque confían mucho, se ve, en eso de que “miente, miente, que algo quedará...”.
Mesero: - Claro. Con razón Kroneberger no dijo nada.

Beto Desuque: - ¡Y no! La mentira tiene patas cortas, como dice el dicho. Kroneberger se está tragando unos sapos del tamaño del Megaestadio, mirá lo que te digo...
Mesero: - Jajaja. Bueno... el Megaestadio no es culpa de Peña, ¿no?

Beto Desuque: - Y no, eso ponele que no. Pero solamente pensalo desde el sentido común: ¿cómo nos va a versear con las rutas arregladas, si las cruzamos todo el tiempo? ¿Cómo nos va a decir que las obras educativas, si sabemos que dejaron los jardines llenos de yuyos?
Mesero: - ¿No se le habrán mezclado los papeles y eran obras de otra provincia? No sé... alguna que gobierne el PRO. Je.

Beto Desuque: - Por eso te digo que se presta para cualquier cosa. Al ratito nomás salió “Carozo” Fernández a decirle que Peña ni se acuerda dónde está La Pampa... y estuvo bien Robledo con eso de que el macrismo patentó las “obras invisibles”. Jajaja.
Mesero: - Y bueno... lo esencial es invisible a los ojos, ¿no?

Beto Desuque: - Ponele. El tema es que también sabemos que ojos que no ven... corazón que no siente...
Mesero: - Je.

Beto Desuque: - ¡Cómo será que faltan obras que hasta Maquieyra está desorientado en la campaña!
Mesero: - ¿Por qué decís?

Beto Desuque: - Y... no sabe para qué lado disparar. El Colo ya no le estaba dando mucha bolilla, ahora no se sabe si es mejor juntarse o no, con Kroneberger tiene estilos distintos, encima cada cual patea por su lado...
Mesero: - Bueno, pero van juntos, en una misma boleta...

Beto Desuque: - Ponele. Y entonces termina haciendo campaña con María Eugenia Vidal. Va y se saca una foto con “Mariu”, como si Pico, que es la ciudad en la que se postula para ser intendente, no fuera parte de La Pampa, sino de la provincia de Buenos Aires...
Mesero: - Y bueno... puede ser una solución para el tema del modelo “agotado” que hay en La Pampa, ¿no?

Beto Desuque: - Sí, claro. Y para completarla, como no sabe qué hacer, va y hace el video con un Fitito...
Mesero: - ¿Cómo con un Fitito?

Beto Desuque: - Sí, así como lo escuchás. Maquieyra difundió en las redes sociales un video con un Fitito. Un Fiat 600. Invita a los vecinos y a las vecinas de Pico a que lo acompañen...
Mesero: - ¿A que lo acompañen a qué?

Beto Desuque: - No sé... A pasear, será. Qué se yo. Invita a que vayan con él en el Fitito, a recorrer la ciudad... Un Fitito rojo, lindo, muy bonito.
Mesero: - ¿Y alguien lo acompaña?

Beto Desuque: - Ah... eso no lo ha subido todavía... no sé, la verdad. Entre la soledad en que lo dejan el Colo y Kroneberger, la soledad que le conviene con Macri y Marcos Peña y la soledad en que lo dejan en el Fitito, no sé... volvemos a los refranes. Consolemos a Maquieyra: más vale solo que mal acompañado.

(El popularísimo vecino santarroseño, dialogando en la mañana dominical de ayer, con su mozo predilecto, en el bar-restaurante de la calle Pellegrini por donde pasa cada vez que tiene un tiempito)

Temas en esta nota: