Neuquén insiste con bloquear el ingreso de asado a la Patagonia

La Pampa pidió que se autorice el paso de carne con hueso hacia el sur del país. Neuquén asegura que hay sostener la barrera sanitaria. 

La provincia de Neuquén ratificó su postura a favor de fortalecer la barrera sanitaria e impedir el ingreso de animales en pie y carne con hueso desde el norte del río Colorado. Las auditorías de Estados Unidos y de Europa que se produjeron este año fueron favorables a la continuidad del sistema de barrera actual, aseguran desde esa provincia. 

La Pampa sostiene que se trata de una barrera "comercial" y no "sanitaria" la que impide que el asado pase a las provincias de Río Negro y Neuquén. Ha hecho planteos ante el SENASA pero desde Nación no piensan realizar ningún cambio. 

El ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi, defendió el estatus sanitario que tiene la Patagonia, zona libre de fiebre aftosa sin vacunación, y abogó que subir la restricción hacia el norte y no bajar las condiciones hacia el sur. El funcionario admitió que la barrera actual “no está siendo del todo eficiente” como pretendería la Provincia, no obstante lo cual “estamos convencidos que hay que sostenerla”, informó el diario Río Negro. 

En declaraciones que formuló a FM Capital, el titular de la cartera productiva provincial contó que participó de una reunión con sus pares patagónicos y autoridades del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, Senasa, en la que se confirmó el interés de los gobiernos patagónicos por sostener los retenes que impiden el ingreso de hacienda en pie y de carne con hueso.

El mes pasado se secuestraron 43 toneladas de carne con hueso en la barrera y, una vez que se cruza el límite natural, el precio de la hacienda se reduce entre un 20 y 30%. El ministro reconoció la permeabilidad del sistema de control pero adujo que si ingresa carne con hueso del norte del río Colorado “perdemos el estatus que tantos años nos ha costado conseguir”.

“Hay toda una estrategia que el país viene llevando adelante desde hace años, y el desafío es llevar la barrera al norte, no hacia el sur”, dijo López Raggi.

Desmintió que el encuentro con patagónicos hubiera sido como consecuencia de un ultimátum internacional respecto a que se cae el estatus si no se levanta la barrera.

“Hemos estado reunidos con Senasa, en ningún momento dijeron eso, todos los controles que se hicieron de la Unión Europea y Estados Unidos salieron favorables y no fue hace cinco años, este año hubo dos, con lo cual me parece raro”, concluyó.

En el 2016 la provincia pidió que se mantuviera el retén anti carne con hueso por dos años luego de que La Pampa solicitara la apertura para el asado y carne de cerdo.

Temas en esta nota: