Por un intento de robo, le dieron un año y medio de prisión

El juez de audiencia santarroseño, Gastón Boulenaz, condenó hoy a Fabián Alejandro Jara a tres meses prisión por ser coautor del delito de robo simple en grado de tentativa y la unificó con otra condena anterior en una pena única de un año y un mes de prisión de cumplimiento efectivo.

Además dispuso que continúe con prisión preventiva hasta que el fallo quede firme. La causa se resolvió en 45 días.

Con las pruebas reunidas durante la investigación fiscal preparatoria, quedó probado que el 19 de octubre, a media mañana, Jara ingresó a un domicilio de Santa Rosa, junto a Gabriel Omar Nuñez, después de dañar la puerta de ingreso.

Una vez en el interior, y “luego de revolver todo, sustrajeron un anillo de oro peruano, una cadena del mismo material, dos cuchillos de alpaca, un reloj pulsera, una pulsera, dos cadenas con crucifijos y un par de gemelos”.

En ese momento fueron advertidos por una persona, que de inmediato advirtió al 101. Al llegar, los policías persiguieron a los imputados por la vía pública y los detuvieron en cercanías del lugar, secuestrándole algunos de los objetos robados. Otros los habían tirado durante la persecución (el reloj, una pulsera y una cadena).

El expediente se resolvió por el procedimiento de juicio abreviado, convenido entre el fiscal Facundo Bon Dergham, el defensor oficial Martín García Ongaro y el imputado, un albañil de 33 años con antecedentes penales.

La condena anterior, en otro abreviado y con otra pena unificada de un año en suspenso, le había sido dictada por el juez de control, Gabriel Tedín, el 31 de julio pasado, por encubrimiento por receptación dolosa. Tenía en su poder una notebook que había sido denunciada como sustraída.

Boulenaz señaló que “la acción desplegada por Jara se encuentra debidamente acreditada” con el relato “preciso” aportado por un testigo y el parte de novedades del sargento que intervino en la detención de ambos y “describió las circunstancias” en cómo se produjo ello. “En base a lo expuesto y al análisis probatorio, se desprende que hubo por parte de Jara una intención manifiesta de apoderarse de bienes ajenos (dolo), con un comienzo de ejecución y la falta de consumación por circunstancias ajenas a su voluntad”, acotó.

Probation

Con respecto a Nuñez, un albañil y yesero de 22 años, el juez de audiencia, Carlos Besi, le otorgó el beneficio de la suspensión de juicio a prueba (o probation), durante un año, teniendo en cuenta su falta de antecedentes penales. Ello se produjo luego que el fiscal Bon Dergham avalara el pedido, en tal sentido, que formulada Gastón Gómez, el defensor particular del imputado.
Besi le informó a Nuñez que durante ese lapso no podrá cometer nuevos delitos, deberá fijar domicilio y tendrá que presentarse mensualmente ante la Oficina de Salidas Tempranas del Ministerio Público Fiscal. En ella, además, deberá entregar la oferta reparatoria de 500 pesos que le propuso a la víctima y que esta aceptó.

Temas en esta nota: