Dilatan definición sobre el frigorífico de Acha

El actual operador duda de las intenciones de los inversores judíos.

El representante del grupo inversor que trabaja actualmente en el Frigorífico General Acha (FGA) ratificó la continuidad del proyecto que encabeza. Adelantó que la semana que viene habrá novedades sobre la fecha de inicio de las actividades de faena y se refirió a los inversores judíos que aparecieron en los últimos días. Sobre los exempleados que reclaman el 50% de sus indemnizaciones, explicó que “ellos ejecutaron el convenio y están reclamando algo que no me corresponde”.

Eduardo de la Iglesia, el apoderado del grupo empresario que posee más de la mitad de las acciones del Frigorífico General Acha, se refirió en primer lugar a los nuevos inversores que se presentaron días atrás y que negocian con los extrabajadores un acuerdo por sus indemnizaciones y tienen intenciones de adquirir la quiebra del frigorífico.

“No lo conozco a (Walter) Gastaldi ni lo he sentido nombrar en el mundo de la carne”, dijo De la Iglesia en diálogo con el sitio Portal 21, en alusión al apoderado de los empresarios judíos. Y agregó: “Es muy generoso si tiene plata para pagarle a los muchachos lo que dicen que se les adeuda. Me parece muy bien, no queda mucha gente que sea un buen samaritano para pagar algo que no le corresponde. Va a dejar contento a un grupo de gente y no conoce nada del concurso, no ha negociado con los acreedores”.

El empresario cuestionó los dichos de los interesados en adquirir el frigorífico. “Escuché que hablan que se adeudan cuatro cuotas, que estamos fuera de derecho. Creo que hay que saber qué es lo que pasa en el concurso, cómo se dio y después reflexionar si estamos atrasados o no porque este hombre habla como que la quiebra está al caer y eso está totalmente fuera de lugar. La quiebra, que según ellos puede darse, la podemos comprar vos, yo o 700 oferentes de acá a tres años cuando se decrete”.

De la Iglesia aseguró que “no hay ningún pedido de quiebra. Tenemos hablados a todos los acreedores, saben de la situación y del porqué de los atrasos. Este señor Gastaldi me merece el mayor de los respetos si quiere pagarle la deuda a los exempleados, pero es algo que no le corresponde”. Y aseveró: “Conozco a mucha gente que trabaja con la carne kosher y me llama la atención que recalen en un frigorífico en estas condiciones, ellos tienen otras necesidades más urgentes”.

Deuda

La situación de los exempleados del frigorífico sigue siendo incierta. Mientras los inversores judíos buscan acordar una cifra para pagar de contado y luego apuntar a la compra de la empresa, De la Iglesia reiteró que los extrabajadores están reclamando sumas que no le corresponden abonar.

El empresario recordó que “en 2017 este grupo que estamos en discrepancia, asesorados por el doctor Buteler, en la Subsecretaría de Trabajo homologaron un acuerdo de pago porque la empresa Frigorífico General Acha se declaró en un proceso de crisis”. Y detalló: “En ese acuerdo se firmó que el 50% de las indemnizaciones y las cargas, SAC, preaviso y vacaciones se hacía cargo FGA y el otro 50% se hacían cargo solidariamente 3 o 4 socios del frigorífico. En aquel entonces, los socios pagaron la parte de la indemnización y no de las cargas. Ahora viene este grupo y nos dice ‘me pagás el 50% que falta y el 100% de esas cargas’”.

De la Iglesia sostiene que ellos han ofrecido formas de pago por el 50% de ambos ítems, indemnización y cargas. “Yo dije que íbamos a pagar en 4 cuotas, ni 20 ni 48, a partir que comencemos a trabajar y que momentáneamente podíamos tomar algunos trabajadores para hacer changas y que después la planta iba a trabajar con la gente que estaba antes. Llegó un momento en que este grupo pide la ejecución del convenio, es decir, reclamaron algo que no me corresponde”.

Del total de 54 extrabajadores en esa situación, unos veinte hicieron un acuerdo particular con los inversores actuales. “Una parte de esos exempleados se acercó porque quería trabajar. Por disposición de la empresa no podemos tomar gente con un juicio. Les ofrecimos un convenio para pagar lo que corresponde, el 50% de la indemnización y de las cargas, a partir del 20 de diciembre, en tres cuotas y renunciaban al juicio”. Y chicaneó al otro grupo: “me parece que en un momento los abogados se olvidaron se cobrarle el 50% de las cargas a los socios”. Aún resta esperar qué decide la Justicia sobre la situación del resto de los extrabajadores que ejecutó el convenio.

Planta

De la Iglesia se refirió también a los trabajos en la planta del FGA. “Se han refaccionado todos los sectores: corrales, faena, desposte, fundamentalmente los pisos que estaban muy deteriorados y los cielorrasos”, indicó.

Sostuvo que “está todo en condiciones para obtener el tránsito federal y hay un proyecto para hacer una planta frigorífica totalmente nueva para 2020, todo 0 km para cerdos, bovinos y vacunos, con la última tecnología que es requerida”.

Finalmente, el empresario dijo que “para los primeros días de diciembre estaríamos operando. El próximo martes vamos a dar más información de cómo estamos trabajando en el frigorífico y los destinos donde vamos a estar exportando”, concluyó.

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20