Operaron en Realicó a uno de los internados por botulismo

Dos de los internados luego de consumir conservas caseras seguirán su tratamiento en el Instituto Fleming de Buenos Aires. El tercero continúa con asistencia respiratoria en Pergamino.

Armando Kapluk es médico y reside en Mendoza pero actualmente se encuentra en La Pampa siguiendo de cerca el estado de salud de su padre, Basilio, luego de la intoxicación con conservas en Rancul que le originó un caso de botulismo. Basilio Kapluk continúa internado en Terapia Intensiva de la Clínica Santa Teresita de Realicó y se le debió realizar una traqueotomía. Dos de los comensales de esa cena familiar fueron derivados al Instituto Fleming de Buenos Aires.

En diálogo con Radio del Norte, el doctor Armando Kapluk dio novedades sobre la evolución de su padre. “Ayer (por el jueves), en horas de la siesta, fue intervenido quirúrgicamente para realizarle una traqueotomía que salió bien. Los médicos estaban contentos porque en todo el día no había tenido fiebre”, detalló. Y agregó que “luego se confirmó, a través de una tomografía computarizada, que había presencia de broncoaspiraciones en ambos pulmones y en mayor grado en el derecho. Hay buena ventilación del resto pero va a complicar un poco el cuadro de la recuperación”. Sobre la evolución de su padre, indicó que “la rotación de los antibióticos había generado buena respuesta porque mi padre no presentaba fiebre. Esperamos que siga evolucionando como hasta ahora”.

Armando no deja de ser optimista ante la evolución de su padre, aunque reconoce que no será un camino fácil. “Es un proceso de recuperación largo, y esta intervención en mi padre lo que hace es estabilizar y que se pueda trabajar mejor con la alimentación y respiración y descartar a largo plazo, si él logra recuperarse, lesiones en las cuerdas vocales. Permite trabajar de mejor manera con el paciente. Tenemos la esperanza que ahora de a poco empiece la recuperación neurológica, que eso va a llevar un largo tiempo”, expresó.

El sábado 4, Basilio Kapluk almorzó en Rancul con sus amigos y consumieron conservas de su fabricación. Los síntomas comenzaron a la noche, cuando llamó a su pareja, que vive en Buenos Aires. Manifestó que se sentía cansado y que le dolían mucho los ojos. El domingo se sintió mareado y llamó al hospital local, adonde fue trasladado primero en ambulancia y luego fue derivado hasta la Clínica Santa Teresita de Realicó. Basilio tuvo un paro respiratorio al arribar al centro asistencial realiquense, pero fue atendido rápidamente y pudo superarlo.

Traslados

En la cena también estuvieron Luis María Ferioli y su cuñado Daniel Reinoso, quien vivió mucho tiempo en Rancul y hacía poco estaba viviendo en General Pico. Sobre ellos, Armando Kapluk indicó que “hablé con Susana, la esposa de Luis María, y estaban esperando que el avión lo traslade al Fleming, donde también se llevó a Daniel (Reinoso). La rehabilitación la van a continuar allá”. El cuarto de los internados es una persona de la ciudad bonaerense de Pergamino. “Sobre la persona que está internada en Pergamino lo único que sé es que estaba con respirador pero no tengo más datos sobre él”, expresó.
En el almuerzo también estuvo el vecino de Rancul Mauricio Grosso, que no fue hospitalizado en un primer momento pero luego fue internado en una sala común preventivamente, controlando su evolución de cerca, pero pronto sería dado de alta.

Temas en esta nota: