Pico: reclaman el autódromo para poder organizar picadas

La intención es reacondicionar la recta del autódromo para poder realizar carreras de 210 metros. Mientras tanto, los vecinos tramitan la “Asociación Civil Pilotos Pampeanos del Cuarto de Milla”.

General Pico (Agencia) - Un grupo de vecinos que habitualmente viaja a otras ciudades para participar de picadas pide que se habilite nuevamente el autódromo para desarrollar la actividad. Lograron que se presente un proyecto de ordenanza en el Concejo Deliberante, mientras tramitan una asociación civil con la cual organizar los eventos.

El concejal de Pueblo Nuevo UNA, Mariano Sánchez, fue quien en principio los escuchó y dio forma al proyecto de ordenanza que ingresó el pasado jueves en la sesión ordinaria del Concejo Deliberante. Aseguran que con una mínima inversión se podría acondicionar la recta de 400 metros del autódromo abandonado, para desarrollar allí las picadas que tiempo atrás concentraban a cientos o miles de personas.

Algunos referentes del grupo de seguidores de las picadas presenciaron la sesión ordinaria esta semana y se mostraron satisfechos con la presentación del proyecto, aunque cuentan con el antecedente de haber presentado ideas similares dos veces en los últimos años en el municipio, donde se los escuchó pero no recibieron respuestas afirmativas.

Alejandro Ortega recordó que “esto data de ya un poco más de tres años, los impulsores fueron los chicos de las motos y nosotros nos sumamos después a la lucha de ellos. Todo surgió cuando nos enteramos que se cerraba el autódromo, que nos quedábamos sin un espacio para poder practicar nuestra actividad y con el agravante de que, al no haber un espacio físico para realizar esta actividad con seguridad, esto se está trasladando a las calles”.

Ortega remarcó al respecto: “Lamentablemente se está arraigando en nuestra sociedad la costumbre de correr en la calle, en la ruta o la vía pública, justamente por no haber un lugar adecuado para esto”.

Y analizó: “Sabemos que muchas veces la mejor manera de revertir costumbres es mejorar la oferta, hacer una oferta donde los chicos puedan tener un lugar adecuado, económicamente accesible, con las medidas de seguridad y donde se pueda desarrollar una competencia sana y no en la calle, donde se corre riesgo para uno, para los demás, y lamentablemente infringiendo la ley”.

Recordó también que “en el transcurso de estos tres años nosotros presentamos dos veces un anteproyecto en la Municipalidad, donde fuimos muy amablemente atendidos, pero lamentablemente esto no siguió su rumbo”.

Adecuadas

Ortega aclaró que “el autódromo para ciertas actividades ya es obsoleto, pero para esta modalidad no porque están las instalaciones adecuadas y los recursos necesarios”. Y especificó: “Sería un octavo de milla, que son 210 metros, que es la distancia que se corre habiendo 200 metros más de distancia de frenado. Se cumpliría perfectamente con todos los estándares de seguridad y no hay que hacer una gran inversión porque los elementos están, solo hay que reubicarlos y reacondicionarlos”.

Luego, detalló la inversión a realizar: “Lo ideal sería reacondicionar los 400 metros de recta que hay, pero en las condiciones actuales se podría también sacar las malezas y sellas las grietas”.

Guillermo Bordeu por su parte explicó: “Nosotros estamos viajando a Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, a distintos lados a correr. Incluso viajan los chicos de las motos, y a todos nos implica un gasto importante, pero es lo que a nosotros nos gusta. Tenemos que ir lejos a correr cuando antes teníamos este espacio, donde íbamos y se llenaba. En la última picada que se hizo hubo alrededor de 3.000 personas”.

Diego Ramírez señaló que “acá hay muchos intereses políticos y esta es una lucha que, la verdad, no arrastra muchos votos, pero es una actividad que aunque no lo crean saca a los chicos de la calle. Es muy peligroso tener chicos acelerando en las calles, hemos perdido vidas, y todos dicen ‘estos locos que pican en la calle’, pero no se nos brinda un espacio para practicar la actividad”. Y aseguró: “Pico es la ciudad más fierrera de la provincia y no tener circuito es una vergüenza, se puede traer mucha gente a cada uno de estos eventos”.

Los vecinos adelantaron que desde hace un tiempo tramitan la personería jurídica de la “Asociación Civil Pilotos Pampeanos del Cuarto de Milla”, entidad con la cual piensan encarar la reapertura del autódromo para realizar las picadas.

Temas en esta nota: