Acusaron a una docente y a un médico por certificados truchos

Ambos son acusados por “fraude a la administración pública”. Además, apuntan a la docente por “uso de documento falso” y al médico por "extensión de certificado médico falso”. Pidió licencia y viajó a Brasil.

General Pico (Agencia) –  Por un planteo de la Defensa ahora se analiza si el legajo se traslada o no a Santa Rosa. Se trata de una docente de Caleufú, que viajó a Brasil luego de pedir un certificado médico a un profesional de la misma localidad.

El fiscal general Armando Agüero solicitó la audiencia de formalización contra la docente Marinelva Edith Radimak y el médico Roberto Rubiano. Dicha audiencia fue presidida por la jueza de Control, Jimena Cardoso, y participaron como defensores particulares los abogados Guillermo Galcerán (en representación de la maestra) y Pablo Rodríguez Salto (por el médico).

En su alegato de apertura, el fiscal general recordó que el legajo se originó a partir de la denuncia que hizo la Fiscalía de Investigaciones Administrativas el 13 de junio de 2018, donde puso en conocimiento información de la dirección Nacional de Migraciones, de daba cuenta que la docente Marinelva Edith Radimak registró una salida del país entre el 9 y el 18 de septiembre del 2017, vía aérea a Brasil. Y destacó que de la información recogida surgió que los pasajes habían sido adquiridos en febrero del 2016.

Agüero recordó también que, concluida la investigación de la FIA, fue remitida a la Fiscalía General de Santa Rosa y desde ahí a la Fiscalía General de Pico, con el fin de avanzar con un legajo por “fraude a la administración pública”.

El representante del MPF señaló que durante las indagatorias a los dos acusados se les puso en conocimiento que serían investigado por haber utilizado un certificado médico extendido por el doctor Rubiano, con fecha de 8 de septiembre de 2017, en el cual certificó “pielonefritis aguda” (infección de la vía urinaria superior), dolencia por la que indicó tratamiento y reposo hasta el 15 de septiembre de 2017, a los efectos de usufructuar 8 días de licencia con goce de haberes.

El fiscal recordó entonces que la docente viajó a Brasil del 9 al 18 de septiembre del 2017, con pasajes que había comprado con varios meses de antelación a la extensión del certificado médico, por lo que perjudicó de esa manera al erario público. Agüero encuadró entonces la imputación contra la docente como “fraude a la administración pública” y “uso de documento falso”.

En el caso del médico, la Fiscalía le imputó haber extendido un certificado médico a la docente, para que Radimak lo presentara en su lugar de trabajo y pueda gozar de una licencia con goce de haberes mientras realizaba un viaje al exterior, que había sido programado con varios meses de anticipación.

Por dicha acción, el fiscal general pidió que Rubiano sea investigado por autor de “extensión de certificado médico falso” y “fraude contra la administración pública”, en calidad de partícipe. Finalmente el fiscal pidió la formalización del caso y no requirió medidas de coerción.


Defensa

A su turno el defensor de la docente, Guillermo Galcerán, adelantó “vengo a plantear la incompetencia del Tribunal en función de que, conforme lo que se desprende del sumario administrativo y constancias del legajo, el delito se habría cometido supuestamente en la ciudad de Santa Rosa.

Y argumentó, en principio, que el certificado médico fue presentado ante la Dirección de Personal Docente con asiento en Santa Rosa, mientras que por otra parte también en Santa Rosa se produce el desplazamiento patrimonial por parte de la administración pública, mediante el pago que supuestamente no correspondía realizar por la licencia con goce de haberes.

Pablo Rodríguez Salto, defensor del médico, adelantó que no coincidía con la calificación provisoria y que no haría otros planteos, pero la jueza Cardoso pidió un cuarto intermedio de cinco minutos para abordar el planteo de “incompetencia” formulado por Galcerán y tras este acto el abogado del médico sí avanzó en otras cuestiones.


Probation

Luego del receso, Rodríguez Salto planteó que le interesaría continuar con la investigación en Pico, en todo caso que si se decidiera trasladar el legajo de la docente a Santa Rosa, el letrado consideró que la investigación del médico debe continuar en la jurisdicción local.

Y finalmente pidió la probation para su cliente, tras considerar que el delito es únicamente la “extensión de certificado falso” porque no existe prueba alguna que certifique que Rubiano tuviera idea para qué se utilizaría ese certificado, por lo que no corresponde achacarle “partícipe necesario de fraude a la administración pública”.

Y recordó que el médico no estaba ejerciendo en función pública, sino que lo hizo en su consultorio privado, mientras que el delito imputable no tiene prisión efectiva y el galeno no posee antecedentes. Y a modo de reparación del daño causado, ofreció atención gratuita a gente que lo necesite por parte del médico imputado.

Tras escuchar las partes, la jueza Cardoso dio por formalizada la investigación contra las dos personas y señaló que se tomará cinco días hábiles para resolver el planteo de incompetencia del Tribunal y del MPF para avanzar en la investigación del legajo por un tema de jurisdicción.

Temas en esta nota: