Realizaron un encuentro regional de “productivos” del MTE

El encuentro reunió a representantes del MTE de la región y también de Buenos Aires. El movimiento acompaña al merendero Los Pitufos, donde sirven una merienda y realizan distintas actividades con los niños.

General Pico (Agencia) - Referentes del Movimiento de Trabajadores Excluidos de la región se reunieron días atrás en esta ciudad, para intercambiar experiencias, analizar el trabajo realizado en los distintos emprendimientos productivos que llevan adelante y pautar metas para el año en curso, al que consideraron “muy difícil y de mucha lucha”.

El encuentro tuvo lugar durante la mañana y tarde del pasado sábado en Campito El Centenario, donde confluyeron trabajadores informales de distintas localidades de la región y referentes del Polo Textil de Buenos Aires.

Graciela Durán, referente del MTE local, explicó que “estamos presentes todos los que pertenecemos a los nueve productivos y por fuera de los productivos acá en General Pico”. Y detalló que “hay referentes de la zona de América, González Moreno, Toay, Santa Rosa”.

Sobre el motivo del encuentro, Durán señaló que “se abordaron temas referidos a la organización, en el trabajo, qué es lo que hicimos durante el año pasado y qué proyectamos para este año, que es un año muy jodido que vemos va a ser de mucha lucha porque hay muchísima necesidad y tenemos mucha demanda en el MTE”.

Daiana, integrante del área Juventud del MTE de Pico, explicó que “nosotras estamos en la parte sociocomunitaria de género y juventud. En la parte de género se trabaja con las mujeres que sufren violencia y la parte de juventud trabaja más con los jóvenes y en ayudarlos a salir de la droga”. Y agregó que “si bien género y juventud vienen trabajando juntos, la idea es separarnos y comenzar a trabajar más fuerte en estas problemáticas”.

La joven observó que “a la organización llegan muchas mujeres, muchas de las cuales sufren violencia de género o la han sufrido y quedaron heridas. El tema es ayudarlas a que puedan salir adelante, que tengan un lugar de trabajo y poder acompañarlas. También recibimos a muchísimos jóvenes, que pueden transformarse también en la salida para ayudar a otros jóvenes que tienen problemas con las adicciones”.

Leticia Alfonzo se refirió al merendero Los Pitufos en el cual trabaja y señaló que “funciona muy bien con el apoyo de la organización (MTE), donde nos sentimos muy contenidos, porque no servimos solo una merienda sino que tratamos de hacer otras cosas, como ayudar a hacer un pan, una galletita, que los chicos ya ven que es un trabajo y lo llevan a su casa y los hace sentir bien. Son valores que tratamos de transmitir desde ese lugar, contención, seguridad y obviamente alegría, que es lo que necesitan ellos a esa edad”.

Lautaro Pedretti Teves, del MTE Santa Rosa, remarcó a su turno que “la situación nacional está muy difícil, tenemos un Gobierno de ricos para ricos, que obliga a las bases a organizarse”. Y contó sobre su labor que “nosotros empezamos a laburar en El Recreo, que es una escuela de fútbol mixta, y después se sumaron las compañeras de la textilera que la estaban pasando muy mal. Ahora estamos trabajando articuladamente y la idea ahora es avanzar hacia otros campos, no quedarnos solo con lo deportivo, sino también dar talleres de educación sexual, de formación profesional y otros”.

Temas en esta nota: