Bertone faltó a otra audiencia, pero ahora ofreció $50.000 en 10 cuotas

 

El director regional para la Patagonia de Trabajo de la Nación, Luis Bertone faltó a la segunda audiencia de conciliación en Relaciones Laborales en el marco de una denuncia realizada por un exempleado del coto de caza “La Colorada”.

 

El director regional para la Patagonia de Trabajo de la Nación, Luis Bertone, volvió a faltar a una segunda audiencia de conciliación en Relaciones Laborales en el marco de una denuncia realizada por un exempleado del coto de caza “La Colorada”. El funcionario ya había pegado un faltazo con anterioridad, aunque esta vez fue su abogado y ofreció una indemnización de 50 mil pesos en 10 cuotas de 5 mil pesos, cuando en realidad lo que le corresponde a Carlos Ojeda son 250 mil pesos.

Además, negó cualquier tipo de relación de dependencia con Liliana Pereyra -la mujer de Ojeda- que oficiaba como cocinera “en negro” en el mismo coto de caza. “Es una falta de respeto total lo que nos están haciendo...la foto que les acerco es mía dentro de La Colorada, junto a dos mozas y los guías, cuando estaba trabajando de cocinera (ver imagen). Niega lo que todo el mundo ahí sabe. Es una vergüenza. Lamentablemente tanto el caso mío como el de mi marido ahora van a juicio”, contó Pereyra en diálogo con El Diario.

bertone2

“En negro”

El caso que tiene al funcionario nacional como protagonista excluyente fue dado a conocer por El Diario en el mes de diciembre del año pasado. La denuncia surgió luego de que Bertone despidiera a Ojeda y lo dejara encerrado- del lado de adentro, con un candado- en su campo que explota como coto de caza llamado “La Colorada”, según denunció el propio trabajador ante el Ministerio Público Fiscal.

bertone1

Por otro lado, la esposa del Ojeda -Maria Liliana Peralta- inició actuaciones administrativas en la Delegación de Relaciones laborales por su trabajo “en negro” en el coto de caza como cocinera.
“Me tuvo un año en negro y después me quería hacer el trabajo que en un tiempo hacíamos tres personas”, contó Ojeda en una entrevista con este diario a la hora de hablar de su empleador Bertone.

Ojeda, de 56 años, es oriundo de Catriló y sufre de un cuadro de diabetes crónica. El conflicto ocurrió el pasado 23 de noviembre, cuando -una vez despedido verbalmente- el trabajador resistió una orden de su empleador y decidió salir en su camioneta en busca de ayuda. La tranquera estaba cerrada con un candado nuevo, con una llave diferente a la que él tenía.

Su esposa, María Liliana Pereyra, contó que después de que ocurrió el caso tuvieron que buscar ayuda en un abogado privado porque los abogados de UATRE -el gremio de los trabajadores rurales- no los quisieron recibir. El gremio, a nivel nacional, manifestó abiertamente su postura a favor de la candidatura de Mauricio Macri.
Un amigo de Ojeda, a través de un video, registró el momento en el que Bertone arribó al lugar y abrió el candado desde afuera.

Temas en esta nota: