Arata: el joven niega la violencia contra su novia

Dictaron preventiva al joven de Arata que fue denunciado por el secuestro de su ex novia.

General Pico (Agencia) – En la Sala Nº 1 del Palacio de Tribunales de General Pico se llevó a cabo este mediodía la audiencia de formalización por el caso de violencia de género que se registró en último domingo en Arata, donde una mujer denunció que su hija fue secuestrada por su ex novio y dejada maniatada en el patio del Salón Municipal.

El sospechoso, Lucas Emanuel Pérez, fue formalizado y se le dictó la prisión preventiva por 30 días, tiempo en el cual los investigadores entrevistarán a la víctima y además se realizará una rueda de reconocimiento de objetos que fueron secuestrados por la Policía.

“Formalizamos por el hecho ocurrido en Arata. Se formalizó junto a la doctora Hernández por ‘privación ilegítima de la libertad, agravada por amenazas y por mediar violencia’, ‘lesiones leves, agravadas por mediar violencia de género y por haber sido pareja’ y ‘amenazas”, informó el fiscal general Armando Agüero tras la audiencia, la cual fue privada por tratarse de un hecho de género.

“En principio aún no hemos recibido la declaración de la menor en Cámara Gesell y de diferentes personas, pero es un hecho donde en teoría la lleva desde su domicilio hasta un predio municipal. Luego la termina amordazando y atando a un caño de un desagüe pluvial”, contó.

Confirmó que previamente, cuando la secuestró, presuntamente “le tapa la cabeza con un toallón mientras la lleva desde el domicilio al predio, que son pocos metros. La amordazó con un cable engomado, lo que le provocó lesiones en la comisura de los labios”. También corroboró que “amenazas hubo en el contexto general, para no divulgar lo ocurrido”.

“Fueron varias las personas que la encuentran, la mamá, un camionero y personal administrativo del predio, además de la Policía que llegó rápidamente”, agregó.

El procedimiento judicial fue encabezado por el juez de control Heber Pregno (H), mientras que el imputado fue asistido por el doctor Martín Herrero Galvagno. La fiscal Ivana Hernández pidió que se dejara detenido al sospechoso por el plazo de 90 días, pero finalmente el magistrado ordenó que fueran 30.

“Se dispuso la prisión preventiva a los efectos de poder realizar la Cámara Gesell y una rueda de reconocimiento respecto a algunos elementos que fueron secuestrados”, precisó Agüero.

Respecto a la declaración del imputado, reveló que negó las acusaciones en su contra y que “la explicación de él es que estaba en Caleufú en ese momento”.

Fuentes consultadas por El Diario informaron que el muchacho de 20 años cuenta ya en su haber con una sentencia condenatoria. En julio de 2018 firmó un acuerdo de juicio abreviado en una causa por “encubrimiento”, por lo que de recibir una nueva condena deberá purgarla de forma efectiva, sin importar el monto de la misma.

Por otro lado, se supo que durante la audiencia el doctor Herrero Galvagno pidió el traslado de su cliente a alguna dependencia policial ubicada en los alrededores, dado que su pupilo presuntamente fue amenazado durante su estadía en la Alcaidía de la Unidad Regional II.

Temas en esta nota: