Robo a la caja fuerte: formalizaron a los dos nuevos imputados

Se trata de un remisero que habría trasladado a las personas sindicadas de cometer el hecho y un albañil, sospechado de otorgar el dato del botín.

General Pico (Agencia) - Se registró ayer un nuevo avance en la investigación por el robo a la caja fuerte de Quemú Quemú, al concretarse la formalización de investigación contra dos nuevos imputados. Se trata de un remisero que habría trasladado a las personas sospechadas de cometer el hecho y un albañil, que sería el hombre apuntado de revelar el dato del botín.

El juez de Control Alejandro Gilardenghi presidió la audiencia en el marco de la causa caratulada como “robo en poblado y en banda”. El fiscal Damián Campos justificó la detención de los dos nuevos involucrados y solicitó las medidas coercitivas y probatorias a realizar de acá en más.

El robo ocurrió entre la noche del 26 y madrugada del 27 de enero pasado, en un domicilio de la localidad de Quemú Quemú, cuyos moradores no se encontraban. Con información certera, los delincuentes se alzaron con una caja fuerte de entre 25 y 30.000 dólares, 7 mil pesos, alhajas de oro, relojes de plata, cheques y títulos de propiedades.

Tras hallar la caja fuerte desarmada en cercanías del basurero municipal de Pico y reunir diversos elementos, la Policía detuvo el pasado martes en primer término a las dos personas que se cree ingresaron al inmueble, una de ellas con antecedentes condenatorios por hechos similares.

El pasado miércoles, en el mismo momento que en Tribunales se formalizaba a estas dos personas, la Policía allanaba y detenía al remisero y al albañil, dos hombres jóvenes de 25 y 35 años de edad.

Declaración

Según se pudo conocer ayer, el remisero habría sido el único imputado que accedió a brindar declaración indagatoria, aunque trató de despegarse del hecho al señalar que había sido contratado para trasladar una “caja de herramientas”.

El automóvil salió del barrio Malvinas de Pico con tres pasajeros y, al llegar a Quemú, habría ingresado de culata por una obra en construcción, que da a la parte trasera del inmueble asaltado. Allí cargaron la caja fuerte, que fue trasladada hasta la rotonda de Trebolares, donde los delincuentes la llevaron a otro lugar para abrirla.

En cuanto al albañil formalizado, los investigadores creen que fue la persona que brindó el dato de la caja fuerte, ya que hace un tiempo realizó trabajos de refacciones en dicho inmueble. El hombre supuestamente se enteró que en la casa durante ese fin de semana no habría nadie, en el marco de una conversación de vecinos.
Al momento de allanar la vivienda del trabajador de la construcción, un familiar del hombre habría entregado a la Policía un fajo con 7 mil dólares “para no tener problemas”.

Preventiva

El fiscal Campos solicitó ayer la prisión preventiva por 90 días para ambos imputados. Por otra parte, el remisero habría accedido a participar de una rueda de reconocimiento, para identificar a los pasajeros que trasladó. El investigador también solicitó una rueda de reconocimiento para el albañil, donde los damnificados tendrían que reconocerlo como uno de los operarios que trabajó en su domicilio durante un tiempo.

Las víctimas también serán citadas para reconocer los dólares y las joyas secuestradas durante los allanamientos. También se analizarán los teléfonos celulares de todos los detenidos, para establecer los contactos previos y posteriores al hecho entre los cuatro involucrados.

El juez Gilardenghi habilitó las medidas probatorias requeridas por la Fiscalía y confirmó la prisión preventiva por el término de 90 días para el remisero y el albañil.

Temas en esta nota: