En Caleufú murió un niño de 4 años e investigan las causas

General Pico (Agencia) – En un predio rural cercano a la localidad de Caleufú un niño de 4 años sufrió un descompensación en la tarde del pasado jueves, que poco después le provocó la muerte, antes de que pudiera llegar al hospital del pueblo. El cuerpo fue trasladado hacia General Pico, donde ayer se le realizó la correspondiente autopsia para determinar las causales del hecho. Desde la Justicia indicaron que el pequeño recibió días antes atención médica por no sentirse bien y remarcaron que no presentaba signos externos de violencia física.

El fiscal encargado de la causa, el doctor Guillermo Komarofsky, contó que el jueves “a media tarde tomé conocimiento por el encargado de la Comisaría de Caleufú, el comisario Rech, que había ingresado al hospital de esa localidad un nene de 4 años fallecido”.

Posteriormente “se determina que el chico se domicilia en una zona rural, estaba durmiendo y los padres notaron que respiraba con dificultad. Luego cuando volvieron a la habitación vieron que no respiraba y se dieron que cuenta que estaba descompensado, entonces proceden a dar aviso y trasladarlo a Caleufú. En el camino se cruzan con la ambulancia, el doctor que iba a arriba empieza a hacerle RCP, resulta infructuoso, estaba fallecido y como murió fuera del nosocomio solicitó la autopsia”.

“Después determinamos, con el testimonio de los papás, que el chico había sido atendido la semana pasada en el hospital de General Pico, donde se le realizaron diversos estudios, y también en una clínica del medio. Como los tres médicos forenses de la jurisdicción tienen relación con estas instituciones, para darle claridad y transparencia al proceso, solicité que la autopsia la haga el médico forense de Santa Rosa, el doctor Juan Carlos Toulouse”, agregó.

“No tenemos información respecto a las causales de muerte hasta que no me las haga saber el forense con alguna información preliminar. Si puedo decir que el niño al ingreso al hospital de Caleufú no presentaba lesiones físicas externas, sea golpes, cortes o lo que fuere”, aclaró.

Con la intención de recabar pruebas rápidamente, el investigador informó que ya solicitó “el secuestro de la historia clínica y todo tipo de documental que pudiera existir en el hospital de Caleufú, como así también los estudios médicos que tenía la familia en su poder. En la noche del jueves me constituí también en el hospital Centeno y procedí al secuestro de la historia clínica y documental relacionada a la atención que recibió el nene en ese nosocomio”.

Temas en esta nota: