Un padre busca a los receptores de los órganos donados por su hijo

Daniel Jensen, un hombre de General San Martin, puso en su estado de Facebook que “se siente desvastado”. Y contó su búsqueda: quiero hallar a los receptores de los organos de su hijo, Bruno (18), quien murió después de una operación de cerebro el 5 de octubre pasado. 

El caso de Bruno Jensen conmovió al sureste pampeana. Tuvo una primera operación de un tunmor y salió bien. Pero después no pudo recuperar de una segunda. Allí su familia decidió cumplir el deseo de Bruno, donar sus órganos.

En su mensaje, Jensen dice: “si fuiste transplantado/a de hígado o riñón el 6/10/18 después de las 3:00 am, Bruno puede ser quien con su final, esté prolongando tu vida”.

Agrega: “sabemos que era su deseo, lo dispuesto que estuvo siempre a ayudar a quien tuviera un problema de salud, lo que ésto lo sensibilizaba, lo contento que se puso cuando salió la ley Justina, etc”.

Y convoca: “si estás agradecido/a a este ángel que te regaló parte de sí para que pudieras seguir viviendo, quiero que sepas que sólo queremos darte un abrazo, alguna vez. Daniel Jensen y Flia. Mi celular es: 291-4-058355”.

Desde la muerte de Bruno, todo es dolor para la familia Jensen. Por cuestiones legales, desde el INCUCAI no le pueden informar quienes son los receptores. Si es voluntad de estos, existen en al actualidad las redes sociales como puente para la familia de los donantes fallecidos y de los receptores.

Bruno afrontó una dura operación 10 meses antes por un tumor en el cerebro. La última vez, otro tumor apareció en un lugar que transforó en más compleja la operación de la que el joven no se recuperó.

Daniel Jensen le escribió una larga carta al neurocirujano que lo operó en ambas oportunidades. Le reprochó que no le haya advertido sobre la complejidad de la saegunda operación.

El pedido de Daniel Jensen de contactarse con los receptores fue compartidos centenares de veces por donantes y familias de donantes.

Temas en esta nota: