Endurecen medidas contra quienes corran picadas

La iniciativa está avalada por el fiscal general y la Procuración General. Además, Komarofsky indicó que el Código Procesal Penal habilita el decomiso.

General Pico (Agencia) - Ante la llegada de la época donde proliferan las picadas, mayormente sobre la primavera y el verano, el fiscal Guillermo Komarofsky remarcó el trabajo que se realiza desde comienzos de año para combatir la problemática. Además de insistir en que la gente debe tomar conciencia de que no se está ante una simple infracción de tránsito, sino en realidad ante un delito penal, advirtió que amparados por el Código Procesal Penal “vamos a buscar el decomiso de los vehículos y darles un destino útil para la sociedad”.

Días atrás hubo varias audiencias donde un importante grupo de jóvenes terminaron formalizados por correr picadas, debido a hechos que fueron detectados tanto en General Pico como en Intendente Alvear. Hubo cinco imputados, cuadro rodados secuestrados y uno que terminó volcado en una de las carreras ilegales.

El doctor Guillermo Komarofsky, titular de la Fiscalía Temática de Delitos contra las Personas de la Segunda Circunscripción Judicial, remarcó que ante este tipo de episodios, “más allá de la infracción de tránsito de pasar el semáforo en rojo o acelerar sobre los límites, se actúa penalmente, paralelamente se hará la parte contravencional”. Recordó que las competencias de velocidad ilegales en la vía pública están tipificadas en el Código Penal Argentino, el cual contempla “una pena que es de 6 meses a 3 años de prisión e inhabilitación por el hecho de picar. Después si se produce algún otro delito derivado de eso, como lesiones en un choque o una muerte, variaría la calificación de acuerdo a ello”.

Desde enero que se trabaja arduamente en Pico contra esta problemática que en su momento generó profunda preocupación en la sociedad por la repetición de hechos, muchos de los cuales terminaron en graves siniestros viales que inclusive costaron varias vidas. Por ello fue que a comienzos de 2018 se decidió un nuevo enfoque desde la Justicia, junto a la Policía y al personal de Tránsito, para poder identificar a los corredores y luego accionar contra ellos.

“Esto lleva un tiempo para la investigación, porque hay que evaluar la palabra del inspector, de la Policía, evaluar las grabaciones de cámaras, todo hasta confirmar si existió o no un delito. Por eso no se les impide seguir manejando, pero sí se les secuestra el vehículo”, comentó el representante del Ministerio Público Fiscal.

Luego aclaró que “a diferencia de lo que pasa en los accidentes, cuando se devuelven los rodados una vez peritados, acá la idea que tenemos, y que está avalada por el fiscal general Agüero y la Procuración General, es que como son elementos que se utilizan para cometer un delito, como si fuera una arma, se secuestran y ya están avisadas las defensas que vamos a buscar el decomiso y darles un destino útil para la sociedad”.

El fiscal manifestó: “Hay que tomar conciencia, esto no es que cometés el hecho, entrás y salís, hay una causa penal y te podés quedar sin el vehículo, que en la mayoría de los casos son de importante importe”, y amplió la postura indicando que “el Código Procesal Penal me habilita porque contempla que ‘todo elemento utilizado para cometer un delito puede ser decomisado’. Esto es como con un arma, vos podés tener la tenencia o portación, pero si la usás para cometer un delito, ahí se transforma en un uso ilegal y se puede decomisar. Con el auto es lo mismo, podés tener todos los papeles en regla y al día, pero si demostramos que cometieron un delito, se lo podemos decomisar y esa es la idea”.

Temas en esta nota: