Violento asalto a dos abuelos en General Pico

Delincuentes encapuchados los golpearon y maniataron para robarles dinero en efectivo y un celular. Ocurrió en una vivienda ubicada en calle 5 de General Pico. 

General Pico (Agencia) – Dos adultos mayores fueron víctimas de un violento robo en la noche de este viernes, en su vivienda del barrio Centro de General Pico. Delincuentes encapuchados irrumpieron en su domicilio, los golpearon, amenazaron y maniataron para despojarlos de un teléfono celular y dinero en efectivo. La investigación está a cargo de la Comisaría Primera y la Fiscalía Temática de Delitos Contra la Propiedad.

En la noche del viernes último, desconocidos ingresaron al patio de una casa ubicada en calle 5 entre 18 y 20, en pleno barrio Centro de General Pico. Posteriormente violentaron una abertura, rompiendo un mosquitero y un vidrio de una ventana, para entrar al inmueble y sorprendieron a quienes viven allí, una pareja de adultos mayores de 83 y 93 años.

Los delincuentes, que tenían los rostros cubiertos, actuaron con suma violencia contra los jubilados, a quienes maltrataron desde un primer momento. Primero actuaron contra la mujer, quien padece importantes problemas de salud, a la que maniataron trozos de tela y encerraron dentro de un baño.

Posteriormente los autores del grave hecho exigieron al hombre la entrega de dinero. Para lograr su cometido utilizaron amenazas con palos y golpes contra el indefenso vecino. Finalmente, los asaltantes revolvieron todo el inmueble y se alzaron con un botín compuesto por un teléfono celular, unos 2500 pesos en y alhajas de oro.

Tras lograr alertar a las autoridades de lo ocurrido, los abuelos recibieron asistencia de personal del Servicio de Emergencias Médicas, ya que ambos presentaban algunas lesiones y sufrían una crisis de nervios.

La denuncia fue radicada en la Seccional Primera, que tiene jurisdicción en la zona, y trabajaron en el lugar peritos de la Agencia de Investigación Científica del Ministerio Público Fiscal de la Segunda Circunscripción Judicial, relevando huellas y rastros, en busca de identificar a los autores del hecho. Las actuaciones fueron giradas a la Fiscalía Temática de Delitos Contra la Propiedad y forman parte de una causa preliminarmente caratulada como “robo agravado”, que quedó en manos de la fiscal Verónica Campo.

Temas en esta nota: