Stornelli: "una operación política berreta"

El fiscal minizó la grave denuncia por extorsión en su contra. El abogado D'Alessio, señalado como su intermediario, dio una insólito explicación: dijo que pidió la supuesta coima "para ver de dónde sale".

El fiscal federal Carlos Stornelli, que interviene en la denominada causa de los cuadernos, aseguró hoy que la denuncia en su contra por supuesto pedido de coimas a través de un abogado es parte de una "operación política berreta" en su contra.

El representante del Ministerio Público negó las acusaciones sobre los presuntos sobornos, que -según la denuncia- habría pedido a través del abogado Marcelo D'Alessio.

"D'Alessio es una persona que conozco, pero no me hago cargo de lo que haya dicho o de lo que pueda decir. No se a qué responde todo esto. El denunciante es una persona que no conozco y que ni siquiera está nombrada en la causa de los cuadernos", afirmó Stornelli.

En declaraciones a radio Mitre, el fiscal consideró: "Calculo que todo esto debe tener el objetivo de dañar, de ensuciar, de embarrar la cancha, de desprestigiarme y de sacarme de la causa de los cuadernos".

D'Alessio.

El abogado Marcelo D'Alessio, imputado como operador del fiscal Carlos Stornelli en el expediente por extorsión que instruye la justicia de Dolores, salió a dar su versión tras la publicación de videos, fotos y audios que probarían su vínculo con la oficina del fiscal.

"Stornelli no es mi jefe, nunca me encargó ningún tipo de trabajo", afirmó el abogado, que intentó justificar el pedido de coima que le hace a un empresario del sector agropecuario como una especie de trampa para investigar de dónde sale el dinero. D’Alessio negó que la extorsión fuera para que el fiscal no incluya al empresario en la causa de los cuadernos, como sostiene la acusación judicial.  

El abogado, que se define como un especialista en narcotráfico y que no niega tener vínculos con agencias extranjeras, intentó disfrazar las tareas que presta como “un tipo que tiene una oficina y le pagan por investigar”. Según D’Alessio, fue el empresario Pedro Etchebest quien lo contactó a él –y no al revés como sostiene la denuncia- por su conocimiento de la causa de Gas Natural Licuado, en donde había trabajado un año en la investigación, aunque no aclaró quién había contratado su servicio.

“Mi trabajo es hallar la verdad. Cuando se le pide dinero a una persona, sean 100 mil, 300 mil o lo que mongo sea es para ver de dónde sale. No es lo mismo que diga 'lo tengo en una caja de seguridad en Buenos Aires' a que diga que lo tiene que traer de Estados Unidos”, dijo, en declaraciones a Radio Con Vos, sobre su supuesta labor como investigador y su papel en el que hacía de coimero.

(Con información de Noticias Argentinas y Página/12)

Temas en esta nota: