Diputados avanzarán con una ley de equidad de género

El diputado Sergio Ziliotto preside la comisión donde se tratará el proyecto. Trabajan en una iniciativa alternativa a la que presentó el Gobierno Nacional. 

La Cámara de Diputados se prepara para discutir sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres, un tema que podría unir al arco opositor en una propuesta alternativa a la del Gobierno, más amplia y más dura para con las empresas.

El pampeano Sergio Ziliotto, que asumió a fines de junio al frente de la Comisión de Legislación del Trabajo, informó a parlamentario.com que el tema de la equidad salarial será la “prioridad” para la segunda mitad del año. Los proyectos fueron enviados al análisis de asesores y se espera el debate para después del receso invernal.

La discusión girará en torno al proyecto del Poder Ejecutivo, que ingresó al Congreso el 9 de marzo tras ser anunciado por el presidente Mauricio Macri en el Día de la Mujer. Pero lo cierto es que ese texto no satisface a la oposición, que se encolumna en su mayoría detrás de una propuesta de la “dipusindical” Vanesa Siley (Frente para la Victoria-PJ).

“El proyecto del Ejecutivo no tiene penalidades para las empresas que no cumplan. Es un manifiesto de buenas intenciones. Se está trabajando para lograr un dictamen unificado”, dijo Ziliotto. Hay un tercer proyecto, del legislador del Pro Martín Medina. Todos tienen un segundo giro a la Comisión de Familia y Mujer.

La iniciativa de Siley -acompañada por Carolina Moisés (Justicialista), Lucila De Ponti (Movimiento Evita) y Carla Pitiot (Frente Renovador)- fue elaborada en conjunto con trabajadoras de la CGT, la CTA de los Trabajadores, la Corriente Federal, la CTEP (Confederación de los Trabajadores de la Economía Popular) y la CNCT (Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo).

Mujeres de esas organizaciones sindicales se reunirán este viernes en lugar a definir -sede de Camioneros o ATE Capital- para reimpulsar el tema y ajustar detalles de una conferencia de prensa que tendrá lugar el jueves 16 de agosto en el Salón Delia Parodi de la Cámara baja.

El proyecto oficial modifica numerosos artículos de la Ley de Contrato de Trabajo 20.744, que data de 1976. Establece que “queda garantizada la equidad de género y la igualdad de oportunidades en todos los aspectos de la vida laboral” y agrega: “Los trabajadores cualquiera sea su género tendrán iguales derechos en todo lo relativo a su acceso al empleo, a su selección y contratación, a sus condiciones de prestación, a su desarrollo o evolución en la carrera dentro de la empresa”.

También indica que “los contratos individuales, las convenciones colectivas de trabajo y las reglamentaciones autorizadas no podrán establecer ningún tipo de discriminación en el empleo, fundada en el género o en el estado civil de quienes trabajan”.

Para Siley, el Gobierno se queda corto con la definición de brecha salarial, porque omite otros dos factores: la segregación horizontal, que tiene que ver con el ingreso de las mujeres al mercado laboral; y la segregación vertical, conocida como “techo de cristal”, referida al poco tiempo del que disponen las mujeres para concursar y acceder a cargos de mayor jerarquía, por estar dedicadas a tareas de cuidado de niños y ancianos.

“Por eso proponemos modificar el artículo 172 de la Ley de Contrato de Trabajo y establecer un principio general de igualdad, que parte no solamente de la base de igual remuneración por igual tarea, sino también del igual acceso al mercado de trabajo e igual derecho a la carrera en el trabajo”, explicó Siley a parlamentario.com.

Para las empresas que incumplan con este principio, la legisladora sugiere una sanción equivalente a tres Salarios Mínimos, Vitales y Móviles en todos los casos, aunque podría evaluarse un gradualismo para las pymes. Todo dependerá de las negociaciones, pero hay una coincidencia básica en la oposición: no consentirán que la ley no contemple ningún castigo.

Temas en esta nota: