El dólar, sin freno, superó los 28 pesos

Sin intervención del Banco Central en el mercado de cambios, el dólar se disparó $ 1,48. El dólar se disparó hoy 6,5 por ciento y alcanzó un nuevo máximo histórico de $28,42, en el marco de una carrera imparable en la cual el Banco Central se mantuvo al margen de las operaciones.

Según un promedio realizado por la autoridad monetaria, la divisa finalizó a $27,26 para la punta compradora y a $28,42 para la vendedora, lo cual representó una suba de $1,74 respecto del miércoles.
En los mostradores del Banco Nación, el dólar fue ofrecido a $28,20.

En el ICBC, la moneda norteamericana cerró a $29, mientras en Banco Galicia lo hizo a $28,80. En el segmento mayorista, la divisa escaló $1,70 y se ubicó en $27,70. A lo largo del año, el "billete verde" ya acumuló un incremento de 50,2%, mientras desde el anuncio del acuerdo con el FMI la suba fue de 11,3%.

El día anterior, el dólar había escalado treinta centavos, a $26,68 promedio para la venta en una jornada volátil en la cual el Banco Central había intervenido con una venta de US$ 99 millones y luego se había mantenido al margen de las operaciones. El organismo que conduce Federico Sturzenegger había sacrificado el martes US$ 695 millones.

Operadores señalaron que la oferta fue muy limitada a lo largo de la sesión, mientras la demanda se mantuvo firme con el correr de las horas. Indicaron que el nivel de negocios concretados en el segmento de contado fue bajo al llegar tan sólo a U$S 366 millones. Evaluaron que en el mercado prevalece la incertidumbre y la confusión respecto del proceder de la autoridad monetaria.

Además de ello, generó nerviosismo una serie de rumores vinculados con presuntas renuncias en el Banco Central. Apuntaron, en tanto, que la marcada devaluación, provocó una licuación de las Lebac, cuyo próximo vencimiento será el martes.

Esta semana, el Banco Central había decidido mantener su tasa de referencia en 40 por ciento, al advertir que los indicadores "muestran una aceleración de la inflación de junio".

Los resultados del último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) correspondientes a mayo habían indicado que el nivel de tipo de cambio nominal mayorista se ubicaba en $23,70 promedio, nivel que fue ampliamente superado esta semana.

Para fines de 2018, los analistas habían proyectado que el tipo de cambio nominal alcanzaría los $27,40, precio que también quedó atrás luego de la fuerte suba de este jueves.

La moneda norteamericana llegó este jueves al nuevo récord intradiario de $ 28,21 en agencias y bancos de la city porteña, según el promedio de ámbito.com.

Sucede en momentos de incertidumbre tras el reciente acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por el crédito Stand By (hoy se conoció la letra chica del préstamo), de cara a una abultada licitación de Lebac y a la espera de la decisión que tomará el gestor de índices MSCI de incorporar al país a su referente de mercados emergentes.

"El acuerdo (FMI) si bien permite flotación administrada del tipo de cambio, difícilmente el FMI acepte utilizar reservas ante eventuales corridas. El dólar deberá flotar en contextos de turbulencias, para asegurar el repago de la deuda incluso en los peores momentos", estimó la consultora Econométrica.

El economista Gustavo Ber afirmó a este medio que la suba se da "producto de la demanda acelerada que no encuentra oferta privada". No obstante, consideró que además de la confusión que genera el accionar de la autoridad monetaria, no debería descartarse que un tipo de cambio más alto sea también "una decisión post acuerdo con el FMI".

En ese contexto, agregó que no habría que descartar un proceso de "overshooting" (implica que la divisa suba más de lo necesario para bajar posteriormente a un nuevo equilibrio) logrando que la demanda se frene sola.

En tanto, en la plaza paralela, el blue gana $1,20 a $ 28,20, según el relevamiento de este medio en cuevas de la city porteña.

Cabe recordar que ayer, con gran volatilidad y pese a ventas del Central, la divisa aceleró su tendencia alcista y marcó otro récord al trepar 34 centavos. Fue producto de una firme demanda no que no encontró respaldo en la punta vendedora, abastecida por la autoridad monetaria, que en la primera parte de la rueda vendió unos u$s 99 millones, según el BCRA.

En el mercado mayorista, la divisa saltó 25 centavos al máximo histórico de $ 26. "El mercado abrió pedido de dólares, pero salió el Banco Central a vender y todo se tranquilizó. Cuando éste se retiró, las puntas de compras por volúmenes reducidos hicieron cambiar abruptamente el ritmo del mercado", explicó un agente de cambios.

Los operadores del mercado de cambios también siguieron de cerca la tasa de interés del "call money", que llegó a 40,50%. Las tasas de Lebac en el mercado secundario se operaban en el plazo de 8 días al 42%, a 35 días al 41% y a 98 días al 39,50%.

En el mercado de futuros del ROFEX se operaron u$s 777 millones, de los cuales más del 65% se pactó entre junio y julio con precios de $ 26,812 y 27,60, y con tasas de 67,05 % y 46,79%, respectivamente. Los futuros subieron más de sesenta centavos acompañando la suba del final del spot, que llegó a tocar $ 26,35; y sobre el final una operación puntual lo dejó en $ 26; lo que provocó que las tasas finales fuesen excesivas, respecto de esa operación, pero acorde sus precios respecto de lo que operaba el mercado en realidad, dijo ABC Mercado de Cambios.

Por último, las reservas del Banco Central cayeron u$s 124 millones hasta los u$s 48.974 millones.

Temas en esta nota: