La Corte Suprema de Justicia de Nación, al no haber acuerdo entre las provincias de La Pampa y Mendoza, deberá fijar el caudal que debe ingresar a territorio pampeano por el río Atuel para recomponer el ecosistema dañado por el corte del río. Para esto solicitará la intervención de organismos nacionales especializados en la cuestión hídrica.