En medio de los vaivenes de la interna del peronismo pampeano, el presidente del PJ sonrió junto a La Cámpora, Kicillof y el intendente de Toay. Una foto que, como siempre pasa, abre la puerta a especulaciones a interpretaciones.