Volvieron los micros urbanos pero con frecuencia reducida

Desde hoy Autobuses Santa Fe retoma el servicio luego del lock out de 9 días para reclamar más subsidios. Las frecuencias, por el receso invernal, serán las mismas que los días sábado.

La empresa Autobuses Santa Fe retoma hoy luego de 9 días el servicio de colectivos en Santa Rosa, tras el lock out que lanzaron para reclamar un aumento en el aporte de subsidios estatales.

De todas formas será con frecuencia reducida a partir del receso invernal: la Municipalidad de Santa Rosa avisó que el servicio se prestará como si fuera un día sábado.

“La Municipalidad  de Santa Rosa comunica que a partir del lunes 15 de julio, el Servicio Urbano de Pasajeros cumplirá horarios de Lunes a Viernes con las frecuencias actuales de día Sábado. Los usuarios podrán utilizar la grilla horaria actual o bien consultar  en la página web del municipio, opción Transporte Urbano”, fue el sintético comunicado oficial sobre la vuelta de los micros.

El conflicto arrancó el viernes 5 cuando la empresa anunció que a partir de las 00 del día siguiente suspendería el servicio porque no le daban los números. Lo hizo al mediodía, sin aviso previo y dejando al municipio sin capacidad de reacción y a los usuarios sin un servicio esencial.

A eso se le sumó el fin de semana largo extendido por el 9 de julio, por lo que las autoridades de la firma avisaron que recién vendrían el miércoles 10 a la ciudad para sentarse a hablar. Finalmente, el jueves 11 se firmó el acuerdo aunque Autobuses avisó que se tomarían hasta hoy porque no tenían gas oil.

Básicamente, la empresa pretende recuperar el aporte estatal que tenía hasta el 1º de enero de este año cuando el Gobierno nacional decidió dejar de subsidiar al transporte público y le tiró la responsabilidad a las provincias sin ningún tipo de consulta. La Pampa se negó a hacerse cargo de ese aporte, y allí comenzaron los tironeos.

El Fondo Compensador que creó la Nación envía fondos insuficientes para el sostenimiento del servicio. E incluso discrimina al interior: la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires, dos distritos gobernados por Cambiemos, reciben más dinero que el resto del país en este concepto.

En las reuniones entre el municipio y los dueños de Autobuses, acordaron que la Municipalidad pondrá un millón de pesos más este mes. Esa cifra cubre lo que reclama la empresa para julio pero en agosto pretende $1,4 millones más para continuar. El municipio apuesta a que sea la Provincia la que comience a subsidiar el transporte de Santa Rosa pero las autoridades ya avisaron que no lo harán, por lo que nada garantiza que los primeros días del mes que viene los usuarios se vuelvan a quedar sin colectivos.

Desde el municipio dicen que no pueden realizar más aportes al transporte del que realizan: el subsidio al boleto gratuito a estudiantes y en un porcentaje a jubilados, pensionados y excombatientes y la gestión del Fondo Compensador de Nación, que son $2.982.000 pesos mensuales. De forma extraordinaria y por única vez para destrabar el conflicto van a aportar ese millón extra de pesos. Por eso reclaman ayuda de la Provincia.

Es que la empresa ya avisó que en agosto y septiembre pretende $1,4 millones más; en octubre, $1,5 millones; en noviembre, $1,6 millones, y una cifra similar para diciembre.

La variable que no quieren tocar las autoridades municipales es el precio del boleto. Hoy está en 22 pesos pero en los próximos días subirá a 26,80 (el aumento ya fue aprobado por el Concejo Deliberante). Autobuses dice que el precio tiene que ser de 39 pesos, aunque saben que si se encarece el boleto a ese nivel la demanda de pasajeros será menor y esto impactará en la recaudación de la empresa.

Temas en esta nota: