Atrapan dos "boqueteros" tras el audaz robo a una pollería santarroseña

La policía detuvo a dos jóvenes cordobeses ocultos en un gallinero cercano. Todavía no está clara la suma sustraída: sería entre 200 mil y 700 mil pesos.

Dos jóvenes cordobeses de 32 y 23 años de edad fueron atrapados casi infraganti este domingo a primera hora de la mañana tras el audaz robo a una conocida pollería de la ciudad.

De acuerdo a lo que pudo saber El Diario, todo ocurrió alrededor de las 6:00 horas de la madrugada en la sede central de “Granjeros del Oeste”, ubicada en la intersección de Alvear y Garibaldi.

Todavía no está clara la suma sustraída: podría ser entre 200 mil y 700 mil pesos. “A uno de ellos le secuestramos casi 200 mil pesos que tenía en una mochila...pero creemos que la suma puede ser más, podemos estar hablando de unos 700 mil pesos. Todavía no está aclarado el tema, seguimos investigando”, contó una fuente de la Seccional Primera.

Los autores del robo tenían en su poder un sofisticado sistema con base en un inhibidor de señales de celulares y de alarmas. La policía sabe ese dato porque, en la huída, los ladrones dejaron ese aparato electrónico -junto una cuerda de seis metros de largo- en el techo del local comercial. Además, utilizaron guantas, handys e incluso destruyeron el disco rígido donde estaban las imágenes de las cámaras de vigilancia.

Los detenidos ingresaron a la pollería por el techo, luego rompieron las rejas de un ventiluz y finalmente un boquete en una de las oficinas donde estaba el dinero.

“No sabemos qué es lo que les pasó pero en un momento los detectó uno de los sensores y sonó la alarma...cuando la gente del monitoreo se acerca al lugar, nota que hay un ingreso e inmediátamente llama a la policía. Iniciamos un rápido rastrillaje en las inmediaciones con personal de la Brigada y nos encontramos a los dos en un gallinero cercano ubicado entre la calle Tomás Mason y las vías. Uno de ellos, el que tenía la mochila con el dinero, estaba escondido debajo de unas chapas”, añadió la misma fuente policial.

Desde la Policía también destacaron que todavía no hay una denuncia policial sobre el caso porque el dueño del comercio no se encuentra en la ciudad. "Eso nos dificulta un poco tener precisiones sobre la suma robada...además, estamos investigando la posibilidad de que haya participado una tercera persona", apuntó el uniformado que habló con este diario.

Temas en esta nota: