La Provincia descarta una eventual ayuda para Autobuses

“Es una posición tomada....no hay subsidios para nadie”, dijo el director de Transporte de la provincia, Gustavo Minetto, ante el reclamo de la empresa.

El director de Transporte de la provincia, Gustavo Minetto, le cerró la puerta a una eventual ayuda -a través de subsidios- a la empresa que presta del servicio de transporte urbano de pasajeros en la capital pampeana, Autobuses Santa Fe.

“Es una posición tomada....no hay subsidios para nadie. La provincia no está en condiciones de hacerse cargo de los subsidios que dejó de enviar el Gobierno Nacional”, destacó Minetto este martes ante una consulta de El Diario.

minetu

- La empresa dice que pierde 1,5 millones de pesos por mes. ¿Cree en esos números?
- La verdad que no lo sé...yo no tengo competencia en el transporte urbano. Mi competencia es sobre el transporte provincial. Nosotros con esos subsdios que llegaban de nación éramos solamente intermediarios, no hacíamos otra cosa que un pase de manos.

- ¿Autobuses no recibe ningún tipo de ayuda de Nación actualmente?
- En el caso concreto de los transportes urbanos, no de los provinciales, llega desde Nación un monto destinado al pago de cargas sociales. Que nosotros todos los meses se lo depositamos. También solo hacemos de intermediarios...el 5 de junio ya estaban disponibles, por ejemplo, poco más de un millón descientos mil pesos correspondientes a los meses de marzo y abril.

¿Un boleto
a 39 pesos?

Tal como informó este diario, Autobuses Santa Fe dice que necesita un boleto de colectivos a 39 pesos en la capital pampeana para que el negocio le sea rentable. Actualmente, con el último aumento de principios de mayo, está en 22 pesos.

“Estamos viviendo una situación grave y crítica. Trabajamos a pérdida, perdemos $1,5 millones por mes”, argumentó el gerente local Julio Beverinotti.

Fue en ese contexto donde aprovechó para hace un nuevo reclamó por subsidios a la Provincia. “Si para antes de fin de mes no hay respuesta, no vamos a circular”, amenazó.

“Parece que nadie en La Pampa se preocupara por una fuente de trabajo de 80 familias, necesitamos que la Provincia nos dé una mano. Las dos únicas ciudades con pérdida son Santa Rosa y Carlos Paz”, afirmó.

Temas en esta nota: