Denuncia y escrache por la violación a una nena de 4 años

Drama y dolor en el barrio ARA San Juan.  La madre de una nena de cuatro años denunció que su hija fue violada por un nene de once años. Este lunes hicieron un escrache en la casa del supuesto victimario. Hubo tensión en la vivienda ubicada en ese barrio.

escrach0e 

En el escrache quemaron gomas. La Policía siguió lo que ocurría. 

Fue la progenitora quien descubrió el abuso en el momento en que se cometía (ocurrió en un descampado en el barrio ARA San Juan) y efectuó la denuncia en la Unidad Funcional de Género. A raíz de esta situación se desató un conflicto en ese barrio: los vecinos juntaron firmas y con una manifestación pacífica pidieron que la familia se vaya del lugar.

escrache2

El hecho ocurrió el pasado jueves 6 de junio. Fue cerca de las 15 horas. La madre de la víctima -en diálogo con El Diario- explicó que realizó la denuncia del hecho en la Unidad Funcional de Género en la calle Güemes. Intervino el plantel médico del Hospital Dr. Lucio Molas.
“Se comprobó que la nena fue violada. Estoy muerta en vida, desesperada con lo que pasó”, dijo la mujer a este diario. También contó que durante el abuso “el nene de once años obligó a otro de nueve años a tener a la nena”.
“Pude hablar con el nene de nueve años. Me dijo que la tenía de las manitos. Lo obligó. Las cosas que le dijo que le iba a hacer si contaba... Es tremendo. Y las cosas que decía, las malas palabras que usaba. No se puede creer que alguien tan chico, que un nene diga eso”, explicó la madre.
Desde que realizó la denuncia aseguró que “no tengo novedades, estamos en la nada”. Pidió hablar con la madre del nene pero dijo que se negó: “La madre es una negadora. No quiso hablar. Niega todo, no quiere saber”.
A pesar de su conmoción por lo sucedido, la madre de la supuesta víctima le confió a El Diario: “Si este nene hizo eso, es porque alguien le está haciendo algo. Por eso es que tienen que intervenir”.
“En el barrio están todos descolocados”, confió la madre. Aseguró que “el nene venía a casa... Las veces que tomó la leche en mi casa. Estoy con mucho dolor”. En el Hospital Molas le ofrecieron tratamiento sicológico para la nena y para ella.
“Vamos a hacer una protesta. Con mucho dolor y con mucho respeto. Pero queremos que se vaya del barrio. No puede seguir acá. Si hace esto a los once años, ¿qué va a hacer cuando tenga 15 o 20 años?”, cuestionó

Temas en esta nota: