Asumieron jefes de la Agencia de Investigación Científica

Luciano Merini es el nuevo jefe de la Agencia, y Cecilia Guinder, la sub jefa. El organismo fue creado en base a un proyecto elaborado por el Ministerio de Gobierno y Justicia.

Asumieron las autoridades de la Agencia de Investigación Científica (AIC), con sede en Santa Rosa. Ellos son Luciano Merini, como jefe de la Agencia, y Cecilia Guinder, como sub jefa. 

El organismo fue creado en base a un proyecto elaborado por el Ministerio de Gobierno y Justicia, puesto en consideración de la Cámara de Diputados en 2016 y convertido en la Ley 3012, en agosto del año 2017.

Desde las AIC se aportan “elementos probatorios de convicción”, asistencia técnica y científica para el desarrollo de las investigaciones. Es un órgano auxiliar del Poder Judicial, tiene un carácter profesional técnico-científico. Su rol “es fundamental para reunir las evidencias y pruebas útiles” para que aporten claridad a las investigaciones y que colaboren con la administración de Justicia en la investigación de los delitos, destacaron desde el gobierno provincial.

El ministro de Gobierno y Justicia, Daniel Bensusán, consideró que las AIC realizan un trabajo importante para el objetivo de lograr un sistema judicial ágil y eficaz: “este es otro aporte para garantizar un derecho clave para los pampeanos, como lo es el acceso a la Justicia”.

Promesa y eficiencia

“La creación de la Agencia de Investigación Científica es una decisión política del ingeniero Carlos Verna. Él lo había prometido durante la campaña electoral que lo hizo gobernador y comprendía el traspaso del área desde la órbita estrictamente policial a la del Ministerio Público Fiscal. Hoy podemos decir que es una realidad, que está funcionando en forma óptima y con resultados a la vista”, dijo Bensusán.

También apuntó que “aquí se refuerza el trabajo de los fiscales, y su nuevo rol, según las leyes vigentes. Es así que, mediante una ley del año 2017, comenzaron a funcionar en forma efetiva las AIC. Trabajan en forma conjunta civiles y efectivos policiales, afectados a la investigación científica. Todos son profesionales de excelencia”.

El gobierno y el Consejo Nacional de Procuradores realizan una importante inversión de recursos para el funcionamiento del área: “sabemos que de la eficiencia de las investigaciones de esta agencia depende el éxito de las causas que lo requieran”, agregó el ministro.

“Es un orgullo recorrer las instalaciones de este edificio y ver el equipamiento de última generación con que cuentan y, por supuesto, el recurso humano. Vemos con mucho entusiasmo el compromiso que demuestra el personal de la AIC, que se capacita en forma constante y está a la vista el resultado. Otras provincias recurren a La Pampa para requerir ayuda en sus investigaciones”, dijo más adelante.

Bensusán además reconoció las gestiones realizadas por el procurador Mario Bongianino, desde la presidencia del Consejo Nacional de Procuradores, para la adquisición de importante equipamiento. En este sentido dedicó un párrafo especial para “la moderna unidad móvil de laboratorio, que permite trabajar en el lugar de los hechos, garantizando un primer abordaje investigativo de alta calidad”.

Finalmente resaltó que dentro de esta misma órbita funciona el laboratorio de investigación genética: “es uno de los mejores del país. Por su equipamiento y por la calidad de los profesionales que tenemos, ya recurrieron a él fuerzas de otras provincias, para ayudar en la resolución de casos importantes, que requieren un análisis de mayor complejidad”.

Temas en esta nota: