LASA quiere volver a operar luego de suspender sus vuelos

El año pasado, la línea “low cost” se retiró del mercado por supuestas “dificultades financieras”. Ahora quiere retomar las rutas que le concesionaron, entre ellas La Pampa.

Cinco meses después de que las supuestas “dificultades financieras” obligaran a la aerolínea LASA a suspender sus servicios, las autoridades de la firma solicitaron permiso a la Asociación Nacional de Aviación Civil (ANAC) para retomar las operaciones y transportar pasajeros otra vez.

A través de una carta dirigida a la Dirección Nacional de Aviación Civil, los representantes de LASA Líneas Aéreas pidieron una audiencia con el objetivo de recuperar los permisos para “proveer servicios de transporte aéreo que habían sido suspendidos por la propia compañía por dificultades financieras”.

Según expresó el gerente de la firma, Juan Silenzi, LASA ya cuenta con un “aval financiero” que le permite sostener “los altos costos de operaciones”.

Con esa constancia se presentarán ante las ANAC para solicitar que se restituyan los permisos para que la empresa pueda volver a transportar pasajeros desde La Pampa y desde otros aeropuertos del país.

En julio del año pasado, la empresa anunció el inicio de sus operaciones en la provincia de Neuquén -donde tiene su sede- con un vuelo inaugural a Santa Rosa.

“Socios estratégicos”

El 29 de noviembre del año pasado, la aerolínea “low cost” LASA sorprendió en el mercado con la suspendió los vuelos a la capital pampeana y al resto de las principales ciudades debido a dos factores: aumento de los costos por la devaluación y el bajo nivel de venta de pasajes.

A través de un comunicado de prensa, la empresa dijo que iba a salir en la búsqueda de “socios estratégicos” para tratar de revertir la difícil situación económica que atraviesa.

“LASA informa a los señores pasajeros que nuestra compañía está en pleno proceso de reconfiguración, en búsqueda de socios estratégicos, es por ello que hasta que no se complete dicho proceso, suspendemos nuestras operaciones por una semana más, es decir, hasta el día sábado 8 de diciembre inclusive“, indicó la compañía.

La aerolínea había anunciado con bombos y platillos a principio del mes de julio de este año que iba a empezar a cubrir las rutas que unirán a toda la Patagonia argentina y chilena con su vuelo inicial el 30 de agosto: Neuquén-Santa Rosa-Mar del Plata, Neuquén-Bahía Blanca-Mar del Plata y Neuquén-Chapelco-Bariloche todas las semanas.

Por otro lado, dijo que iba a realizar vuelos con los siguientes destinos: Neuquén-Bariloche-Puerto Montt y Neuquén-Temuco tres veces a la semana.

Pero la aventura duró poco. De hecho la llegada del primer vuelo comercial de la aerolínea “low cost” se vio envuelta en una polémica: el responsable de la compañía, Juan Silenzi, calificó como “una vergüenza” la falta de infraestructura del aeropuerto local, al tiempo que aseguró que estuvo a punto de descartar a la capital pampeana “por la falta de bomberos” para el arribo de los aviones.

La Administración Nacional de Aviación Civil recogió el guante y le lanzó una advertencia: sacarle la licencia comercial.

La ANAC explicó que el aeropuerto de la capital de la provincia “cuenta con el Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios (SSEI) provisto por este organismo, distribuido en dos turnos de bomberos: uno por la mañana y otro por la tarde”.

“Vale decir que el servicio se adapta a la operación que tiene cada aeropuerto”, advirtió en un comunicado de prensa en el que puntualizó que “para que Lasa pudiera operar (ese día), la ANAC tuvo que extender el servicio del SSEI -como excepción- de forma tal que el aeródromo operara con las condiciones de seguridad requeridas durante los arribos y partidas de los vuelos”.

Temas en esta nota: