"No es momento de discutir liderazgos", dice Aliaga

El lunes en la reunión del PRO en la que Macri ratificó que buscará la reelección. El diputado afirmó que, en la provincia, debatirán la futura conducción después de las elecciones generales.

El diputado provincial Maximiliano Aliaga consideró que “no es momento de discutir liderazgos” del PRO en la provincia y mencionó que la discusión sobre el futuro de esa fuerza, después del duro revés que sufrió el exfutbolista Carlos Javier Mac Allister en la interna de Cambiemos, se dará recién después de las elecciones a gobernador y presidenciales.

“Por supuesto el Colo es el más conocido y el que me llevó a ser diputado. Pero la realidad es que tenemos muchos dirigentes. Está (Martín) Maquieyra. Los proceso en política son dinámicos, pero se podrá discutir después de las elecciones”, le dijo a El Diario.

Aliaga será presidente del bloque del PRO en la legislatura provincial (remplazará a Josefina Díaz). En el armado de la lista de precandidatos a diputados para la interna, había quedado relegado y eso generó un cortocircuito con Mac Allister. Sin embargo, el ruralista luego silenció su descontento.

El lunes último estuvo en la asamblea nacional del PRO, en Parque Norte, donde en lo formal se modificó la carta orgánica partidaria en tres puntos, para incorporar el 50% de mujeres a las listas, un protocolo para prevenir la violencia política hacia las mujeres, y disponer que los legisladores nacionales no pueden repetir mandato en el mismo cargo.

Sin embargo, el dato más saliente del encuentro fue la aparición del presidente Mauricio Macri. “La visita fue una sorpresa muy positiva, no estaba programada. Hace cinco años que concurro a los encuentros nacionales y nunca había ido. Quiere ser candidato”, interpretó el legislador pampeano.

“En estos días que decían que iba a tener adversarios, que podía ser (María Eugenia) Vidal. Creo que el hombre fue y se plantó. Quiere continuar y hacerse cargo de lo que salió mal y no pudo modificar. No ha concluido su trabajo y reafirma su presencia como líder del espacio. Es la lectura que yo hice, por eso fue al Congreso”, indicó.

-¿Usted coincide con el proyecto de reelección de Macri? -se le consultó.

-Si, lo acompañamos. Cuatro años, si bien una reforma constitucional bajó el período de seis a cuatro, es poco. Un lugar de tanta relevancia política necesita más tiempo. Así estamos en permanente elección, se termina una y viene otra, es muy difícil concentrarse en hacer algo cuando está siempre en tela de juicio. Como está planteado el sistema político, una reelección sería lo más conveniente y creo que la va a tener.

-¿Cuál es la situación de la fuerza en la provincia después de la interna?

-Es positiva. Se definió el candidato y no se hizo a dedo. Uno siempre busca estar de acuerdo, pero si no se puede el mecanismo de la interna es lícito. Se participó, ganó Kroneberger y fui el primer dirigente que dijo que el triunfo era amplio y la estrategia para ganarnos había sido la adecuada. Estuve muy involucrado para que ganara el Colo, no pudo ser. Al otro día sequé las lágrimas porque no había ganado el PRO y nos pusimos a trabajar en el grupo Chacra para que Daniel sea el futuro gobernador.

-¿Qué consecuencia interna o realineamiento hay después del revés que sufrió Mac Allister?

-Todavía no hemos tenido reuniones para eso. Se hizo una evaluación a nivel nacional donde cada distrito expuso su realidad. Después de cuatro años de trabajar políticamente en Cambiemos, con aciertos y errores y con distintas posturas, se van a generar este tipo de enfrentamientos políticos. Pero pasado esto, creo que hay que trabajar todos juntos. Estamos muy cerca de la elección, tenemos que seguir caminando hacia el triunfo de Daniel, ya vendrá el tiempo de los análisis.

-Después de la interna, desde Casa Rosada sugirieron que Mac Allister no bajó su precandidatura por un capricho.

-No creo que haya sido un capricho. Veníamos trabajando desde hace tres años con los cuadros técnicos para presentar un proyecto de provincia, lo agroindustrial está completo, como educación y salud, y está dispuesto para que pueda aplicarse.-¿El liderazgo de Mac Allister quedó en discusión?-La realidad es que tenemos muchos dirigentes. Está Maquieyra. Por supuesto, el Colo es el más conocido, el que ha sacado el espacio a relucir en la provincia y ha generado que yo sea diputado y que ahora otros cuadros puedan volver un período. Los procesos en política son dinámicos. Se podrá analizar y ver cómo se sigue a partir de las nuevas elecciones, en un proceso que va hasta fin de año, con la elección de Daniel, luego sigue la primera vuelta, según todas las encuestas habrá un balotaje. No creo que sea momento de discutir liderazgos.

-¿Cual es la clave de la elección gubernativa?

-Estamos en un momento histórico. Leímos en una encuesta del PJ que Ziliotto tiene el 31,5%, Kroneberger 28,5 y 20  (Juan Carlos) Tierno y otros. El crecimiento de Tierno le puede dar el triunfo a Kroneberger. Tierno se lleva votos peronistas y no de Cambiemos.-¿Qué incidencia tendrá la crisis económica?-Mucha, la situación económica es determinante. No es buena. Y eso determina que la gente por ahí no acompañe la visión de cambiar. Ya lo dijo Perón, el bolsillo es el órgano más sensible. Y si el bolsillo está flaco, es reticente a votar más allá de que en el proceso que vive el país están ocurriendo cosas positivas que tienen que ver con la seguridad, el narcotráfico, las obras de infraestructura y comunicaciones. Escuchaba a (Marcos) Peña, que cuando entró había un 15% de 4G y hoy hay un 80%. Son todas cosas que no se ven que también hacen a la calidad de vida. Por supuesto, si acompañara el bolsillo sería algo más contundente.

Temas en esta nota: