"Esperamos que este año podamos avanzar con la sanción”, dijo Marín

El diputado Esparcto Marín dijo que el proyecto que está en análisis en la Legislatura es para ponerle límite en La Pampa a los intereses que cobran las financieras, casas de préstamo o prestamistas.

El diputado Espartaco Marín (PJ) espera que la Legislatura sancione este año la ley que le pone un límite al interés usurero que cobran algunas financieras que operan en la provincia de La Pampa. “La ley está en estudio y esperamos que este año podamos avanzar con la sanción y caer con mayor peso a estas financieras que en muchos casos ejercen prácticas abusivas”, aseguró.

Marín es autor del proyecto de ley junto a los diputados Martín Berghongaray (UCR) y Luis Solana (PS). La iniciativa para frenar los casos de usura impone un máximo del 15% a los préstamos sobre el interés oficial que cobra el Banco de La Pampa (BPL).

“Es importante que se sancione porque la crisis económica y social que existe en el país y en la provincia, producto de las políticas del Gobierno Nacional, hace que la gente que no tiene acceso al crédito formal, termine acudiendo a estas financieras que ejercen prácticas abusivas muy por encima de lo que establece el banco y en muchos casos terminan devolviendo cuatro o cinco veces más del dinero que sacan a préstamo”, aseguró en declaraciones radiales.

Marín recordó que “tenemos una ley que fue reglamentada el año pasado y que crea un marco normativo para registrar las financieras instaladas en La Pampa y que en algunos casos realizan prácticas abusivas”.
El proyecto que está en análisis en la Legislatura es para ponerle límite en La Pampa a los intereses que cobran las financieras, casas de préstamo o prestamistas. La iniciativa para frenar los casos de usura impone un máximo del 15% a los préstamos sobre el interés oficial que cobra el Banco de La Pampa (BPL). Actualmente la diferencia en las tasas de interés llega a ser en algunos casos dos veces más de lo que cobra el banco oficial.

Una vez sancionada la ley, las entidades o personas que actúan en ese mercado tienen un plazo de 60 días para cumplir con los recaudos y condiciones indicadas ante la Dirección provincial de Comercio Interior y Exterior, dependiente del Ministerio de la Producción de la Provincia de La Pampa. “Vencido dicho plazo y no regularizada la situación, corresponde la clausura de los locales y la caducidad definitiva de la habilitación para la atención del servicio u operatoria de préstamo de dinero, que tuvieren como objeto comercial”, se explica en la iniciativa.

En un informe sobre la usura en Santa Rosa del diputado Solana titulado “Configuración del abuso: la usura financiera en Santa Rosa”, se advirtió sobre esta problemática creciente en la provincia. Así se estableció mediante un estudio de campo que el que toma un préstamo a un año por 10 mil pesos en la banca pública paga un Costo Financiero Total promedio del 52,81%. En los bancos privados este interés promedio se eleva al 66,92%; mientras que en las entidades no bancarias, llamadas financieras, el CFT promedio trepa al 148,5%, lo que en algunos casos obliga a devolver en solo un año, más de dos veces lo que se ha prestado. Cuando ese plazo es de dos o tres años se multiplica varias veces el monto a devolver. En estas últimas entidades el atraso de una cuota puede llegar al 30% mensual de recargo.

Temas en esta nota: