Concejales declararon a 25 de Mayo como ciudad “pro vida”

 
La decisión fue dividida, con 3 votos a favor, 2 en contra y 3 abstenciones. Hubo cruces entre agrupaciones feministas y representates de las iglesias católicas y evangélicas locales. Es la primera ciudad de La Pampa en sancionar una norma así.
 

En una sesión tensa, el Concejo Deliberante de 25 de Mayo aprobó por mayoría declarar a la localidad como “pro vida”. Entre los presentes, autoridades de las iglesias locales se mostraron conformes mientras que agrupaciones feministas salieron a repudiar y hubo fuertes acusaciones contra los concejales y las concejalas que votaron a favor del proyecto.

Según informó el portal Catriel 25 Noticias, se vivieron momentos de gran tensión durante la sesión ordinaria del jueves a partir del tratamiento del proyecto impulsado por las iglesias locales que implicaba reclamar que el municipio sea declarado “pro vida” y “pro familia”.
 
Finalmente, se extrajo el concepto “pro familia” que quedó fuera de la ordenanza. Al momento de la votación lo hicieron por su aprobación Mariela Betbeder (PJ), Natalia Bravo (Igualdad para 25) y Verónica Cruces (UCR); se abstuvieron Celso Retamales (MPV Todos), Beatriz Ainó (MPV) y Javier Henríquez (PJ); mientras que por la negativa lo hicieron Vilma Millán (PJ) y Viviana Fernández (PJ).
 
Tras la aprobación por mayoría, representantes de agrupaciones feministas repudiaron la determinación y cuestionaron fuertemente a las edilas que votaron de manera positiva, por lo que la presidenta Vilma Millán debió llamar al orden en reiteradas oportunidades, según detalló Catriel 25.
 
En la nota que fuera presentada en el mes de agosto por parte de las instituciones religiosas, se expresaba lo siguiente: “dado que la vida es el primero de los derechos del ser humano, sin ésta es inútil hablar de derecho a la educación, a la vivienda, a la salud, o demás. De modo semejante la familia es la célula básica de la sociedad. Si ella enferma todo el cuerpo social se verá afectado. Por esta razón, en nuestro carácter de autoridades religiosas de nuestro pueblo, solicitamos que el municipio favorezca estos principios pilares de toda convivencia”.
 
Las concejalas atendieron el reclamo de las instituciones (católicas y evangélicas) e impulsaron el proyecto de declaración, el primero de este tipo en ser aprobado en un municipio de la provincia de La Pampa.
 
La agrupación feminista veinticinqueña “Las Ramonas” hizo público su repudio al proyecto y a la “imposición ideológica”. “Por otra parte, creemos necesario destacar que solo una concejala argumentó su postura y su voto”, remarcaron.
Temas en esta nota: