Chiesa, la FAA y la CRA, en una puja de poder y de intereses

Sectores que representan al agro no aceptan el proyecto oficial de Ley de Semillas y pugnan por otro texto. Había acuerdo de dos entidades para presentar su propia iniciativa, pero el dirigente pampeano pegó un sugestivo faltazo.

La semana pasada las autoridades de Federación Agraria (FAA) y Confederaciones Rurales (CRA) tenían previsto presentar en una conferencia de prensa un proyecto conjunto de Ley de Semillas elaborado por técnicos de ambas entidades. Pero de manera inesperada la conferencia que se iba a realizar en la sede porteña de FAA fue suspendida por los organizadores debido "a problemas personales del titular de CRA Dardo Chiesa", según indicó la entidad federada en un comunicado.

Así cuenta la historia el portal especializado La Política On Line (LPO), que alude a que en realidad hay una puja de poder e intereses cruzados y presiones en torno al negocio de las semillas.

Apunta que el principal interesado en que se sancione la nueva Ley de Semillas es el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, “quien de esta manera quiere empezar a mostrarle resultados a Mauricio Macri y evitar repetir el fracaso de sus antecesores”.

La cuestión es que el gobierno tiene planeado enviar al Congreso un proyecto de reforma de la Ley de Semillas (Nº 20.247/73) con el objetivo de que sea tratado y aprobado durante el transcurso del presente año legislativo aprovechando que no hay elecciones.

El hecho de que FAA y CRA se corten solas en un proyecto propio y no apoyen la iniciativa oficial -tal como lo hacen Sociedad Rural (SRA) y Coninagro- evidenciaba el fracaso de Agroindustria ya que no contaban con el consenso que decían tener.

La bronca del oficialismo contra la entidad que preside el santafesino Omar Príncipe era de tal magnitud que, al parecer, Etchevehere decidió mandar a uno de sus segundos, Santiago del Solar, a "sugerirle" a Chiesa que no se sume al proyecto de FAA.

Las fuentes consultadas por LPO cuentan que Del Solar además generó un revuelo interno en CRA haciéndoles notar a algunos dirigentes que si respaldaban la iniciativa que habían acordado con la entidad federada quedarían muy mal parados frente al resto del sector.

De hecho, se dice que cuando Chiesa confirmó que se retiraba de la mesa de diálogo formada en Agroindustria para apurar la Ley, el ex hombre de La Rural y del Movimiento CREA explotó tratando de muy de mala manera a los directivos de CRA.

Después de todos estos acontecimientos -insiste el portal- las autoridades de CRA decidieron elaboraron un anteproyecto de reforma de la actual Ley de Semillas que contempla mantener el "uso propio" irrestricto solamente para las microempresas agrícolas.

FAA, por su parte, insistirá con su propio proyecto que cuenta con estado parlamentario por tercer año consecutivo, que incluye el concepto de "orden público" (para que el Estado proteja al más débil), a diferencia del texto elaborado por el oficialismo.

La Ley de Semillas históricamente generó divisiones en la Mesa de Enlace. Por tal motivo, ninguno de los ministros anteriores (Julián Domínguez, Norberto Yauhar, Carlos Casamiquela y Ricardo Buryaile) tuvo margen de maniobra para sancionarlo.

En este contexto, en el campo descartan que la Ley de Semillas pueda ser sancionada este año ya que, nuevamente, no hay consenso suficiente para que una iniciativa de tales características pueda avanzar entre los distintos bloques legislativos del Congreso.

Temas en esta nota: