Pan y Rosas cuestiona que Salud Pública no garantiza las ILE

La agrupación feminista, perteneciente al Partido de los Trabajadores Socialistas, cuestionó la situación actual que se presenta con los abortos no punibles dentro del ámbito de salud pública. Preocupación por posibles derivaciones al sector privado.

A través de un comunicado, se refirieron al anuncio del Ministerio de Salud sobre la modificación del protocolo vigente desde 2012 para ajustarlo al protocolo nacional. Por ahora, ese anuncio no se ha visto reflejado públicamente ya que la resolución ministerial no ha sido publicada en el Boletín Oficial ni se puede consultar por otras vías oficiales.

“El anuncio del Gobierno lo realizan al día siguiente a que por los medios se conoció la presentación de objeción de conciencia de la única profesional médica del Lucio Molas que venía garantizando el derecho en ese establecimiento. También es necesario mencionar que hasta el año pasado en el Hospital Centeno todos en el Servicio de Tocoginecología eran objetores de conciencia, por lo cuál derivaban al Lucio Molas”, señalaron desde Pan y Rosas.

Advirtieron por el “desgaste” de muchas trabajadoras de la salud “por liberar barreras que el propio Sistema de Salud Pública de la Provincia ha puesto durante años, también de la violencia y la expulsión de mujeres para alcanzar el derecho a una interrupción segura para su salud y sus vidas”.

“Estos últimos meses a partir de una ‘crisis’ que se presentó en el Hospital Lucio Molas se da un retroceso importante. También hay que decir que ya otros Centros de Atención Primaria u hospitales de menor complejidad se encuentran trabajando en ILE, pese a las restricciones del protocolo”, resaltaron.

“El Gobierno se tomó cuatro meses para modificar una norma, que en realidad no brinda solución al conflicto de los objetores de conciencia, y no dice como se solucionará el tema de embarazos avanzados. Hoy como reconoce el ministro en declaraciones públicas no habría garantías de que en Hospital Lucio Molas se pueda concretar una ILE, ya que son todos objetores”, señalaron.

También, subrayaron que “durante meses” se fue agravando la situación en el hospital de mayor complejidad de la provincia y apuntaron a “asesoramientos legales anti-derechos, desvalorizando el trabajo en equipos que trabajan en el tema, juzgamiento de causales por las que las mujeres solicitaban interrupción”, entre otras situaciones.

Advertencia
sobre privados

Otro de los puntos que criticaron fue que entienden que de las declaraciones del ministro Mario Kohan se desprende la posibilidad de que se hagan derivaciones a centros privados para atender interrupciones legales de embarazo.

“El ministro menciona en cuanto a las modificaciones realizadas en protocolo: ‘que se incluye a todos los actores, como es el caso de Atención Primaria, tanto público como privado, es decir una verdadera apertura’. Nos preguntamos y alertamos con estas palabras: ¿estaría la posibilidad que las interrupciones sean derivadas al privado?”.

“Es necesario diferenciar entre el rol de las trabajadoras que por decisiones propias asumieron el deber de brindar el acceso al derecho, y el Estado como principal responsable de la promoción, capacitación, ejecución del cumplimiento de las políticas públicas para garantizar que las mujeres y jóvenes vulnerables/pobres puedan acceder a una interrupción legal por las causales mencionadas en el Código Penal”, agregaron.

En el final del comunicado, responsabilizaron al Ministerio y al Estado provincial de “no haber arbitrado durante años medidas de acompañamiento, recursos y herramientas que podrían haber fortalecido el accionar profesional de aquellas trabajadoras que cumplen con la implementación de las ILE, como así también haber impulsado que otros equipos de salud cumplan con asegurar el acceso al derecho”.

Reclamaron que todos los Centros de Salud trabajen en salud sexual y reproductiva “con acceso a métodos elegidos en forma autónoma por las mujeres” y campañas de difusión del derecho al ILE.

“Decimos NO a la diferentes violencias que sufrimos no solo en los ámbitos familiares sino también institucionales. Decimos basta de complicaciones graves en la salud y muertes de mujeres por abortos clandestinos”, finalizaron.

Temas en esta nota: