Hospital Lucio Molas

“Soy Rosa. Llamaba para hacer un reclamo al hospital Lucio Molas. Días atrás, acudí a las 17:30 horas para que me atendieran. Resulta que eran las 22:30 horas y todavía permanecía allí esperando. A las 19:30 horas me dieron el resultado de la radiografía, pero para ponerme una simple inyección estuve esperando más de cinco horas. Las enfermeras salieron y vieron que la gente estaba esperando pero no atendieron a nadie. A mí me parece que eso es de muy mala actitud, más con personas que están esperando por alguna dolencia. Gracias”.

Vecina enojada

“No es una noticia, pero es tanto el ofuscamiento que necesito expresarlo. No se puede creer lo mal que trabajan en la Municipalidad. Hace más de siete meses que con un grupo de vecinos hicimos un consorcio por dos farolas y nunca las colocan porque el trámite, que tiene una extensión máxima de tres meses, duplicó el tiempo en la Municipalidad porque nadie se ocupa. Me cansé de llamar al concejal Rodríguez, hablamos con el ingeniero Bosch de Obras Públicas y no pasa nada. Viva la Luna”.

"Hijos del poder”

“Este es un mensaje para esos energúmenos que se creen patoteros porque son ‘hijos del poder’. El otro día hubo un accidente sobre la calle Yrigoyen, a metros de la Avellaneda, donde un vehículo chocó de atrás a una señora que llevaba un bebé en el asiento trasero, que iba tonteando y, en vez de mirar para adelante, miraba para el costado porque justo andaba una camioneta del municipio sobre la plaza y se la llevó por delante. Fue un choque bastante fuerte, pero no tuvo consecuencias. Y empezaron a tocar bocina, y había una camioneta doble cabina gris, con un personaje de esos que nunca faltan, y yo le señalé que se calmara porque había habido un accidente. Pero no se calmó y hubo una tensa discusión de por medio. Se creen que tienen poder porque están vinculados al partido de Gobierno”.

Género y diversidad

“Pretender imponer dentro de la escuela una enseñanza sexual de género y la diversidad es algo que solo los padres tienen el derecho de hacerlo. Porque si hay algo irrefutable, es que hombres o mujeres es lo que desde el nacimiento somos. Si luego hay otras tendencias, no es precisamente la escuela, sino que son los padres los responsables de hablar con sus hijos. Horas y horas, seguramente planeando de qué forma introducir un tema en las escuelas, que después no se sabe bien a qué se tenderá. ¿No sería mejor inculcar a los niños, tanto en la familia como en la escuela, amor al prójimo sin excepciones, ser compasivo con los animales? Valores que cada vez se están alejando más y más en el mundo. ¿No sería mejor eso? Y no agredir y descalificar a quienes piensan distinto como “sectores antiderechos” o “retrógrados” que “no marchan al ritmo del siglo”. Muchas gracias”.

Carteles políticos

“Con los carteles políticos, ahora la Municipalidad puede hacerles boletas a los partidos que violan la veda electoral y dejarnos un poco en paz a los ciudadanos de a pie y darles un descanso a los muchachos de los operativos de Tránsito, que se la pasan persiguiendo a los adultos mayores. Incluso a algunos no nos dan el carné, cuando creo que es un deber que les correspondería. Somos gente grande que necesitamos andar en auto porque tenemos que ir al médico o movilizarnos. Nos mataron en vida. Gracias”.

Educación sexual

“Querer imponer la enseñanza sexual o de género en las escuelas, es avasallar la autoridad de los padres. Es crear futuros conflictos, entre unos y otros. Es introducir una nueva ideología que sin duda alguna creará muchos problemas dentro del hogar. Porque si los padres tienen otra convicción, el enfrentamiento es inevitable. Muchas gracias”.

Argentina y el FMI

“Ya nos endeudaron con el Fondo Monetario Internacional, sabemos que ellos nos imponen las condiciones y reglas de vida. El Presupuesto que se votó recientemente para 2019 fue redactado por exigencia del FMI. Ya tenemos la experiencia y lo padecimos en la hecatombe de 2001. Consecuencias de la deuda que teníamos. Al nombrar el FMI se me eriza la piel. Aquella vez, hasta que no se le pagó, no dejaron de extorsionar a la Argentina. Y hoy este Gobierno nos mete nuevamente en la misma situación y mismo brete, con una millonaria deuda con el FMI. Lamentablemente en 2015 hizo promesas, la gente le creyó y con eso ganó. En cuatro años no solo no cumplió ni una de sus tantas promesas, sino que empeoró nuestra calidad de vida que ha enfermado a muchos, porque es imposible sostener este ritmo de exclusión”.

De Colonia Barón

“Hablo de Colonia Barón. A esa persona que anduvo por acá haciendo tanta propaganda con las casas, que dejó el tendal acá. ¿Por qué no se hace ver? Mucha propaganda, mucha propaganda, pero resulta que ha clavado a todos. Gracias”.

Contra la ESI

“Cuando desde el Estado se intenta implementar una ley obligatoria, en temas tan sensibles para muchos padres, como la educación sexual en sus hijos y su orientación. Pese a lo que se pueda opinar, me parece excelente toda oposición a ello. Por educar sexualmente, hoy por hoy, pasan muchos temas como los que seguramente trata la Ley de Educación Sexual Integral (ESI), por lo que primero, toda la ciudadanía debiera conocer muy bien de qué trata su contenido, lo que seguramente no se conoce todo. Y que directamente afectará a sus hijos. Y en segundo lugar, saber qué es esta ideología, tan confusa y totalmente revolucionaria, la que se impondría. Así lo creo, por lo tanto, con los niños y el derecho de los padres en ese aspecto, no meterse, como manifestaron quienes marcharon bajo esta consigna en Buenos Aires. Muchas gracias”.

“Tiempo y paciencia”

“Gracias a El Diario por permitirme expresar. Yo digo: la gente no ve o no quiere ver. Un país en dos o tres años no se puede arreglar. Más aun con el descalabro que dejaron las gestiones anteriores. Menem y compañía nos dejaron sin ferrocarriles, sin rutas. Esto en dos o tres años no se puede arreglar. Las rutas están destrozadas, yo he recorrido el país y están destrozadas. Sin ferrocarril, los pueblos están abandonados. Al no tener comunicación con los pueblos, la mayoría de la gente se fue a las grandes ciudades. Usted anda por los pueblos y están igual que acá en La Pampa, es un desastre. Y eso en dos o tres años no se puede arreglar. Yo he andado por otras provincias y se están haciendo muchas cosas, en Buenos Aires se están haciendo muchas rutas, pero eso lleva tiempo, hay que tener paciencia. Lo mismo digo de Santa Rosa, este intendente agarró la ciudad hecha una calamidad y de a poco está haciendo obras. Siga así intendente, yo lo felicito. El desastre que hicieron lleva mucho tiempo componerlo. Gracias”.

Bajó el dólar, pero...

“Pregunto: ¿qué pasa que no bajan los precios del combustible, la mercadería, el cable, los impuestos? Ha sido muy significativa la baja del dólar. La gente no reclama, pero tiene que prestar más atención a esto”.

 

Sugerencia solidaria

“Respecto al tema de la tarifa social, para la gente que menos tiene. Es una sugerencia para la Cooperativa de Electricidad, se me ocurrió una idea que quería poner a consideración del público. En la facturación de la CPE, gestionar un aporte de 50 pesos donados, para el fondo social, que es uno de los rubros que tenemos los que pagamos la luz. Sería poner 50 pesos, que no es una suma abultada, y así generar una ayuda para los que menos tienen o tienen serias dificultades para pagar la luz. Que sea voluntario, previa consulta al asociado. Gracias”.

Lenguaje inclusivo

“Ante todo, aclaro que considero que no todo cambio es malo. Como todo en la vida, algo puede ser bueno o dañino. Así pienso que esto último lo es para nosotros. ¿Qué es eso de “elles”, “nosotres”, etc.? Demasiada confusión, violencia y tanto más hay hoy en el mundo como para que ahora se tienda a afectar nuestro idioma. Si otros no han reaccionado, reaccionemos nosotros usando toda herramienta legal, que por derecho nos corresponde, para rechazar este atropello a nuestro idioma. Porque de seguir con tantas confusiones, y no reaccionar a tiempo, mucho me temo que llegará el momento en que no sabremos quiénes somos y en qué nos hemos convertido. Muchas gracias”.

Trabajo digno

“Me gustaría que estas palabras llegaran a oídos del señor presidente. Hay ancianos y muchos niños que no pueden comer carne vacuna, ni frutas, ni productos lácteos. Esto va a disminuir las posibilidades de nutrición de niños y ancianos y va a producir más adelante enfermedades que van a generar un gasto excesivo al Estado. Por eso pienso que el Estado debe tomar en cuenta esto y corregir, tener otras formas de accionar y crear trabajo digno, nada de subsidios ni de planes, sino trabajo digno para todas las personas. Muchas gracias”.