Mensajes 9-1-2019

Peligro latente

“Llamo porque hay una casa acá en el Plan Federal que tiene una planta gigante como un sauce llorón, que desde el día de la tormenta llamo a la Municipalidad para que vengan a sacar esa planta que se está por caer sobre mi casa, y tengo niños en mi casa. No sé si esperan que pase una desgracia o qué. Llamo todos los días al 147, a los bomberos, a la Policía, y nada. Esa planta se cae en cualquier momento. Espero que alguien pueda venir a sacarla o cómo solucionar el problema. Los vecinos la apuntalaron con un tronco, pero está que se cae sobre mi casa. Está ubicada en el pasaje Gatica, casa 38, entre Italia y Francia. Espero que pueda venir alguien antes de que ocurra una desgracia. Gracias”.

Rebalsa la cloaca

“Por favor, llamo al 435555 y no me atienden. Llamaba para avisar que la tapa de la cloaca que está ubicada en la esquina de Pico y Don Bosco rebalsa que es un espanto. Me gustaría que alguien pueda solucionar esto. Gracias”.

Pileta de la laguna

“Este es un mensaje para el señor intendente. ¿Cómo puede cobrar tanto en la pileta de la laguna, a la que va mayoritariamente gente humilde? No tiene paz este hombre. Nos deja sin colectivos, las calles están un desastre, es un caos la ciudad y todavía se presenta de nuevo”.

“Podrida” de la política

“Digo yo: ¿va a ser todo el año así hasta la fecha de las elecciones? Ya están en todos los programas, las radios, las revistas, hablando de política y de candidatos todo el día. Y siempre son los mismos nombres. Ahora hasta suena el nombre de Duhalde. Por favor, no. Duhalde es otro monstruo como el que tuvimos que aguantar doce años, o venga otro Durán Barba y nos deje a otro muñequito como el que creó, Mauricio Macri. Basta, por favor, basta, termínenla con la política. A siete días de empezar el año, estoy repodrida de la política. Yo no voy a ir a votar. Y espero que no vaya nadie a votar”.

De General Acha

“Hablo desde General Acha. Soy una ciudadana. Es una pena, es una lástima que la señora intendenta volvió a trabajar solo porque le gusta el poder. Fui a hablar con ella, para ver si me podía atender, y como recién se reincorpora a su trabajo y está recién operada no puede atender a nadie. La verdad es que es una vergüenza. Está tirando todo por la borda lo bueno que hizo el señor Domínguez. Fui a hablar por la habilitación de un comercio y la señora no me pudo recibir porque no puede hablar mucho con la gente. Si no está preparada por un tema de salud, ¿por qué no se quedó en su casa? La verdad es que estos dos meses que estuvo a cargo de la intendencia el señor Domínguez cambiaron muchas cosas para bien. Pero ahora volvió todo a la normalidad. Una pena”.

Los sueños, sueños son

“He visto carteles de sueños. Y los sueños, sueños son. Yo sueño con La Pampa que conocí hace 40 años. Sueño con ver calles sin pérdidas de agua ni pozos. Sueño con caminar tranquila, sin miedo. Sueño con obras que se concreten y no queden en el olvido. Por ejemplo el hospital: la salud para todos. Sueño con un futuro mejor para nuestros hijos y nietos. ¿Es mucho?”.
Temas en esta nota: