Golpistas tomaron de rehén al presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia

Se amotinan fuerzas policiales y la derecha agita la rebelión contra el gobierno democrático de Evo Morales, recientemente ratificado por el voto popular.

En medio de una convulsión generalizada por parte de la oposición al presidente Evo Morales tras los resultados electorales del 20 de octubre, la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) de Cochabamba se sumó a las intentonas golpistas agitadas desde hace semanas por la derecha boliviana.

Según el diario "El Deber", más de cinco mil efectivos de la repartición son parte de esta nueva avanzada contra la democracia. Familiares de los policías y manifestantes de grupos que responden al Comité Cívico Nacional vitorean a los insurrectos que por decenas se asoman desde los techos del edificio.

El presidente Evo Morales convocó hoy a un diálogo a los partidos políticos que ganaron escaños en el Congreso en los comicios del 20 de octubre, pero no a los comités cívicos que impulsan las protestas para que renuncie alineados con sectores de ultraderecha.

"Convoco al diálogo a los partidos que han obtenido asambleistas en las últimas elecciones nacionales, son cuatro partidos", dijo Morales en un mensaje a la Nación, en el que pidió también a los policías que acaben sus motines y retomen las labores de preservar la seguridad.

Morales no incluyó en su propuesta de diálogo a los comités cívicos, encabezados por Luis Fernando Camacho (de la región oriental de Santa Cruz), promotores de las multitudinarias protestas y paros para que renuncie, tras los polémicos comicios que le dieron la reelección.

Sin embargo, dos de las tres fuerzas opositoras que obtuvieron representación parlamentaria en las últimas elecciones generales en Bolivia rechazaron la invitación a un diálogo.

El expresidente Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC), afirmó que no tiene nada que dialogar con el jefe del Estado y subrayó que "le toca hoy al señor Evo Morales tomar una decisión, le toca escoger el camino para dejar el Gobierno".

La invitación al diálogo también fue rechazada por el senador Oscar Ortiz, de Bolivia Dice No (BDN). "No vamos a participar en ese diálogo: este no es un problema solo de partidos, no es solo un conflicto entre políticos, hay una ciudadanía movilizada que clama por nuevas elecciones y eso no se puede obviar", sostuvo Ortiz.

La oposición denuncia fraude en los comicios, por lo que exige la renuncia de Morales, la anulación de los comicios y la convocatoria a nuevas elecciones.

Por la tarde, un grupo de manifestantes opositores a Morales ocupó las instalaciones de dos medios estatales bolivianos, la televisión Bolivia TV y Radio Patria Nueva, y obligó a sus empleados a abandonarlas, acusándolos de servir los intereses del Gobierno, informó a la AFP un alto directivo. Además, tomaron de rehenes a comunicadores sociales y al presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda.

"Hemos sido desalojados por la fuerza después de haber recibido constantes amenazas de gente que se concentró en las afueras" de la sede de ambos medios y que luego entró para "intentar obligarnos a suspender las transmisiones", dijo por teléfono a la AFP el director de Radio Patria Nueva, Iván Maldonado.

Este manifestó que entre los manifestantes se encontraban el líder del colectivo ciudadano Conade, Waldo Albarracín, y el exdefensor del Pueblo, Rolando Villena, del mismo grupo.

Albarracín y Villena son parte del movimiento civil que exige la renuncia del presidente Evo Morales, acusado de haber manipulado los resultados electorales de octubre pasado que le dieron la victoria en primera vuelta para un cuarto mandato consecutivo.

En una grabación telefónica enviada por Maldonado a la AFP, un individuo, que se identifica como parte de "un comité de vigilancia", amenaza con la toma de ambos medios si estos no cortan sus emisiones.

Unos 40 empleados salieron del edificio que ocupan ambos medios en el centro de La Paz, tomados de la mano y entre insultos de parte de unas 300 personas agolpadas en el lugar.

Las emisiones de Bolivia TV y Radio Patria Nueva están saliendo al aire solamente con música tras el incidente.

En tanto, José Aramayo, director de la radio de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia, fue tomado de rehén y atado a un árbol. Lo mismo sucedió con Víctor Borda, presidente de la Cámara de Diputados del país.

El presidente Morales denunció en un tuit la intervención de los medios estatales. "Dicen defender la democracia, pero actúan como en dictadura", afirmó el mandatario, al que la oposición acusa de haber manipulado los resultados de los comicios de octubre, que le dieron la victoria en primera vuelta para un cuarto mandato consecutivo.

Poco después, una radio del sindicato de campesinos (CSUTCB) fue también ocupada por manifestantes, según otro tuit del mandatario indígena de izquierda.

"En mi condición de afiliado a la CSUTCB, organización matriz del movimiento indígena originario campesino del Pacto de Unidad, denuncio el ataque cobarde y salvaje a la radio de esa confederación. Al estilo de las dictaduras militares, los golpistas atacan sedes sindicales", escribió.

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20