Murió Joao Gilberto, el padre de la bossa nova

El brasileño Joao Gilberto, la última de las leyendas vivas de la bossa nova, murió este sábado a los 88 años.

"Mi padre falleció. Su lucha fue noble, trató de conservar su dignidad mientras perdía su autonomía", escribió su hijo Joao Marcelo en Facebook sobre el emblemático músico.

Las causas de la muerte del artista, que vivía en Rio de Janeiro solo y en la ruina, no han sido informadas por el momento.

Guitarrista y cantante, el padre más perfeccionista de la bossa nova actuó en los mayores escenarios del mundo. Entre sus muchas canciones antológicas se encuentran "Desafinado", "Garota de Ipanema", "Chega de saudade", "Rosa Morena", "Corcovado" y "Aquarela do Brasil".

"Joao cambió la música del mundo para siempre, enseñó la delicadeza de Brasil, trajo la modernidad. Es una pérdida irreparable", reaccionó la cantante brasileña Gal Costa al anuncio de su deceso, según un comunicado.

Pero desde la altura de su genio, la vida para Joao Gilberto nunca fue fácil. Su perfeccionismo que rayaba en obsesión neurótica, su lado excéntrico y su fobia social -vivió recluido durante años- eran tan conocidos como su talento.

"La importancia de Joao Gilberto para la música es incalculable. Fue la principal voz del movimiento brasileño más conocido en el mundo y fue revolucionario casi de forma involuntaria", dijo meses atrás a la AFP Bernardo Araujo, crítico de música del diario O Globo.

"Fue el primer cantante, al menos en Brasil, que demostró que no se necesitaba un vozarrón, que cantaba bajito, como un susurro, acompañado por su virtuosidad y armonía con la guitarra", añadió.

"Tristeza nao tem fin".

Durante años, Joao Gilberto se vio envuelto en un conflicto entre dos de sus tres hijos, Joao Marcelo y Bebel Gilberto, también músicos, y su última esposa, Claudia Faissol, una periodista 40 años menor que él y madre de su hija adolescente de la que ya se había separado.

Bebel y Joao Marcelo acusan a Faissol de abusar de la debilidad de su padre y causar su ruina al hacerle firmar contratos sin estar en posesión plena de sus capacidades cognitivas.

Señal de estas tensiones, en su mensaje en Facebook, Joao Marcelo escribió este sábado: "Agradezco a mi familia (a mi lado de la familia) por haber estado allí para él".

A fines de 2017, su hija Bebel obtuvo su tutela cuando él ya no podía cuidar de su salud y sus finanzas debido a su fragilidad física y mental.

"Me gustaría que mi padre tuviera un final de vida feliz y pacífico", había dicho Joao Marcelo, hijo de su primera esposa, la cantante Astrud Gilberto, a la revista Veja.

Bebel nació de su segundo matrimonio con la cantante Miúcha, hermana del famoso músico, cantante y escritor Chico Buarque, fallecida en diciembre pasado.

Joao Gilberto se había visto obligado a abandonar el apartamento que ocupaba en el exclusivo barrio de Leblon porque no había pagado el alquiler durante meses. Residía desde mediados de 2018 en una casa en el barrio vecino de Gávea, supuestamente prestado por Paula Lavigne, la esposa de otro gran nombre de la música brasileña, Caetano Veloso.

La mayoría de los brasileños lo vio por última vez en un video en 2015, donde aparecía, muy delgado y en pijama, cantando "Garota de Ipanema" a su nieta acompañado de la guitarra.

"La tristeza no tiene fin", dice una de sus canciones.

(AFP-NA)

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20