“El futuro del tango está asegurado”

Nicolas Ledesma, uno de los más prestigiosos pianistas del país, se presentará el sábado en su ciudad, General Pico, y al día siguiente, en Santa Rosa. 

Nicolás Ledesma volverá a La Pampa con un proyecto ambicioso. Es su casa. General Pico, su ciudad, ahí donde 14 años atrás brilló en un memorable concierto con Leopoldo Federico, su adorado maestro.

Será en el marco de “Magna Tango”, en una doble función primero ante su gente, el sábado, y luego en el Teatro Español de Santa Rosa, el domingo. Compartirá ambas noches con la Orquesta Típica Maracó, un programa de la municipalidad piquense que vincula a niños en el género del 2x4.

“Será un honor compartir con ellos, chicos jóvenes... Hoy puedo decir que el futuro del tango está asegurado”, dijo Ledesma.



- ¿Cuál es la sensación de volver a tocar en tu provincia?
- Tocar en General Pico y Santa Rosa con mi propio proyecto es un anhelo que traía de varios años atrás. En 2005 fui a Pico con Leopoldo Federico y con un cuarteto con el que había grabado hacía poco. Volver a tocar ahí tiene que ver con poder encontrarme con la gente que quiero, empezando por mi familia, después por los músicos que me acompañaron en mi adolescencia. Debuté en 1979, en abril estoy cumpliendo 40 años como profesional en la orquesta de Alberto Pelizzari en Victorica. Entonces significa mucho para mí volver por la orquesta, hoy en día tenemos dos violines, viola, cello, tres bandoneones, contrabajo y piano... Es un proyecto muy ambicioso. Es un gusto que me doy. Esta formación es donde el género se muestra en todas sus facetas. Quería mostrar esa formación en mi provincia. He ido con tríos y cuartetos, pero esta es la formación que más me gusta y la mejor manera de volver a tocar ahí. Es un encuentro con mis raíces, familia, amigos, que quedaron ahí, y con los recuerdos que son imborrables.


- Hoy por hoy sos considerado uno de los referentes del género. ¿Qué te genera?
- Es una motivación para seguir. Creo que es algo que he logrado a través de mi actividad como intérprete por haber estado con todas las orquestas de tango desde que llegué a Buenos Aires hasta este tiempo. Participé de la Orquesta Juan de Dios Filiberto, Pascual Mamone, Walter Ríos, el octeto de Daniel Piazzolla, la orquesta de tango de Buenos Aires, el Café de los Maestros, La selección de Buenos Aires, acompañé a Roberto Goyeneche, Raúl Lavié, Alfredo Belusi, María Graña, y obvio mi participación de 20 años en la orquesta del querido Leopoldo Federico. A partir de ahí hay muchos jóvenes que me siguen porque me veían tocar. Sin querer empecé a ser como un referente. Además, mi trabajo como docente hizo que preparara a muchísimos pianistas que hoy son profesionales. En el ambiente del tango soy querido, respetado, y eso es una alegría enorme. Es algo que no me propuse de ninguna manera, porque amo el tango y el género es el que me fue dando el camino.




- ¿Qué vas a presentar en La Pampa?
- Es un repertorio clásico con algunos temas propios y me encanta ir haciendo un mix entre clásicos y nuevos para que eso en el escenario se vaya equiparando con lo que uno va componiendo con las grandes obras del pasado. Lo bueno que tiene el tango y el folclore es que se siguen reversionando las canciones del repertorio nacional. Mi hijo toca el bandoneón hace cinco años, empezó en la orquesta hace un año y es una alegría muy grande compartir el escenario con él en mi ciudad. Toca el bandoneón de mi padre y es todo un acontecimiento. Juntos vamos a hacer temas de la década del 40 hasta música de Piazzolla.


- En tu carrera has obtenido premios, menciones y, sobre todas las cosas, has compartido con grandes artistas.
- Sí, es así. Es algo que me ha sorprendido muchísimo. El tango me ha llevado a poder tocar con figuras de la música clásica como Daniel Barenboim, Yo-Yo Ma, grandes figuras del jazz como Gary Burton, siempre considero que es el tango la especialidad que me permitió tocar con grandes figuras. No se dan una idea de lo importante que es el género en el mundo, el respeto de esta música maravillosa.


- Es difícil en muchos casos poder vivir de la música. ¿Cómo ha sido tu caso?
- Casi todos los que nos dedicamos al arte tenemos etapas de mucho trabajo y otras etapas más flacas. Yo supe ser cuidadoso cuando las cosas venían bien a través de giras y grabaciones. Y trato de ser metódico en mis cosas. Aggiornándolo con la docencia, además participo de actividades en la defensa de los derechos de los intérpretes, de esa manera uno sigue adelante. Tengo una buena noticia para darles a los papás cuando los hijos quieren estudiar música y los papás se preocupan: de la música se puede vivir bien, muy bien y maravillosamente bien, no mal. Se estudia una carrera, se puede ir por el lado de la composición, los arreglos, la docencia, hay un montón de actividades que se van viendo en el desarrollo de un músico.


- ¿Cómo ha sido tu vínculo con el género en los inicios y cómo ves que es ahora con los jóvenes que vienen en camino y que se han volcado?
- En el 84 cuando me vine a Buenos Aires, era el único pianista de tango que había. El que me sigue, el anterior de carrera de tango, fue José Colángelo, que me lleva casi 30 años. Hubo un hueco muy grande en la generación de músicos de tango y cuando me encontré con algunos músicos jóvenes, lo escondían porque era mal visto tocar el tango. Me pasó en mi ciudad. Tocar tango estaba fuera de moda, pero hoy ha cambiado todo. Formé un grupo que se llamó Sexteto Sur y a partir de ahí fuimos referentes de una nueva generación de pianistas. Hay pianistas que me siguen de 40, 30, 20 y son unos fenómenos. El futuro del género con respecto a los músicos está completamente asegurado. El tema es producir espectáculos y poder sostener esa enorme cantidad de músicos que hay. Estoy más que feliz que la Orquesta Típica Maracó sea una orquesta de jóvenes. Cuando empecé a tocar en La Pampa era el más chico y eso demostraba mi entusiasmo. Va a ser un honor estar con mis coterráneos.


Dos conciertos:
Ledesma participará del evento “Magna Tango” el sábado, a las 21:30 horas, en el Cine Teatro de General Pico, y el domingo, a las 21 horas, en el Teatro Español de Santa Rosa. En ambos casos participará la Orquesta Típica Maracó de General Pico. Las entradas para el concierto de Pico se consiguen en La Huella, y Nova Pizza. En Santa Rosa, en las boleterías del Teatro Español.

 

Temas en esta nota: