El podio de la Doble Bragado, castigado

En 2018 fueron reportados positivos Antogna (ganador), Trillini (segundo) y Mastrángelo. 



La lucha contra el doping en Argentina se cobró nuevas víctimas. El rugby, el fútbol, el básquet, la natación y también el ciclismo.

Días atrás la Comisión Nacional Antidopaje hizo públicos los castigos tras los controles analíticos adversos a los tres mejores clasificados de la Doble Bragado 2018. Y ya con las cartas en la mesa, José Fernando Antogna, Sebastián Trillini y Román Mastrángelo, campeón, subcampeón y tercero en la Clásica del Oeste de ese año, fueron castigados con cuatro años de suspensión (inhabilitación). 

Las resoluciones fueron publicadas por la Comisión Nacional Antidopaje el pasado 2 de julio. En el caso de Antogna, el Tribunal Nacional Disciplinario Antidopaje impuso el castigo con fecha 27 de marzo de 2019 que debe computarse desde el 19 de abril de 2018, lo que implicará que el periodo de suspensión impuesto finalizará el 18 de abril de 2022. Antogna, quien es en la actualidad coordinador de Deportes de Chivilcoy, anunció en agosto del año pasado su retiro del ciclismo profesional.

En el caso de Sebastián Trillini, quien corría para el Sindicato Argentino de la Televisión, fue sancionado también por cuatro años y, al igual que Antogna, su pena caduca el 18 de abril de 2022. Lo de Román Mastrángelo comenzó a correr el 17 de septiembre de 2018 y también es por un período de cuatro años. Podrá volver a correr profesionalmente en el mes de septiembre de 2022.

Los castigos están fundados en la Ley Nº 26.912 y sus modificatorias del Régimen Jurídico para la prevención y el control del dopaje en el deporte y firmados, en todos los casos, por el presidente de la Comisión Nacional Antidopaje, el Dr. Diego Grippo.

También fue sancionado, pero con dos años, Rodrigo Altamirano, quien recién podrá volver a correr en febrero del año próximo.¿Y ahora? La edición 83º de la Doble Bragado había sido ganada por Fernando Antogna, quien a sus 42 años había agrandado su historia en el ciclismo nacional. Tije había encabezado, de esa manera, una formación como la del Ciudad de Chivilcoy, que también había metido al tercero, Román Mastrángelo, por detrás de Trillini, quien como representante del Sindicato Argentino de la Televisión había sido escolta en la general.

El cuarto en la Clásica del Oeste de ese año fue el santarroseño Julián Barrientos, quien representó al Sindicato Empleados Públicos de San Juan; el quinto, Fernando Gil Maidana, y el sexto, Claudio Flores. Aunque en todo este tiempo no hubo comunicaciones oficiales, el Club Ciclista Nación sí se reunió con sus abogados para resolver. Tras evaluar algunos casos como antecedentes, tomó la decisión de dejar desiertos los tres primeros puestos, con lo cual tampoco habría campeón.

“Como pasó con el caso (Lance) Armstrong, se reconoce que dieron positivo los primeros tres, que sabemos quiénes son, pero del cuarto para atrás siguen siendo cuarto, quinto... No se avanza hacia adelante”, le dijeron desde el Ciclista Nación a El Diario.

El antecedente no parece ser el indicado para tomar una definición respecto de esta situación puntual porque Armstrong confesó su trampa para correr aunque nunca fue encontrado positivo en los controles a los que fue sometido. Sus siete títulos en el Tour de France (entre 1999 y 2005) fueron retirados por la organización de la prueba tras la suspensión de por vida de la Unión Ciclista Internacional. En esos siete años la carrera más famosa del ciclismo mundial se quedó sin campeón. 

Otros antecedentes que sí parecen estar más acordes a lo que ocurrió en Bragado están más cercanos. En 2018 Oscar Sevilla fue declarado campeón de la Vuelta a San Juan después del positivo encontrado a quien había ganado la prueba montando una bicicleta: Gonzalo Najar. Sevilla, naturalizado colombiano pero de origen español, había sido segundo.

Recientemente la Unión Ciclista Internacional dio ganador de la Vuelta a España 2011 a Chris Froome después de que las muestras recolectadas a quien había sido campeón, Juanjo Cobo, dieran positivo tras un nuevo análisis. Como Cobo no apeló, el británico Froome, que había sido segundo, fue declarado campeón.

En 2008 Alberto Contador Velazco fue positivo por clembuterol y por eso fue castigado y despojado de su título en el Tour de France. El luxemburgués Andy Schleck, segundo, fue declarado campeón.

Se trata de precedentes de las pruebas más importantes del planeta. Siguiendo estos patrones y no los de Armstrong, Barrientos debió haber sido declarado campeón. Aunque el sabor no sea el mismo y los gustos tengan otros condimentos.
Temas en esta nota: